Crisis política pone en riesgo ayuda financiera a estados clave para economía de Brasil: Fitch

miércoles 24 de mayo de 2017 12:52 GYT
 

24 mayo (Reuters) - La agitación política desatada por el escándalo de corrupción que envuelve al presidente de Brasil, Michel Temer, podría retrasar los programas de asistencia financiera del Gobierno federal para estados importantes del país, perjudicando sus perfiles de deuda, dijo el miércoles la agencia Fitch.

En un comunicado, la firma crediticia dijo que la turbulencia política que remece al país sudamericano también podría impedir la aprobación de leyes federales para aliviar las cargas en los sistemas de pensiones de estados que ya sufren una fuerte presión financiera.

Fitch añadió que no espera que los estados de Minas Gerais, Río de Janeiro y Río Grande do Sul - que sostienen negociaciones sobre asistencia financiera con el Gobierno central - obtengan suficientes ingresos para abordar sus costos operacionales del 2017, por lo que tendrían que recurrir a ayudas extraordinarias, como líneas de crédito de emergencia.

El Gobierno federal de Brasil acordó entregar apoyo financiero directo a los estados con problemas fiscales a cambio de un recorte en sus gastos operacionales. Estos programas incluyen una reducción del monto que los empleadores y jubilados aportan al sistema de pensiones, entre otras medidas.

"Aplazar la propuesta de alivio a los sistemas de pensiones dañaría la situación fiscal de los estados, ya que el aumento de los costos de pensiones ha expandido sus desequilibrios estructurales", dij Fitch. "El retraso de estos programas también perjudicaría a la economía en general, que se concentra en cuatro estados", afirmó.

Junto a Sao Paulo - que representa cerca de un tercio del PIB del país - los otros estados cruciales para la actividad son Minas Gerais, Río de Janeiro y Río Grande do Sul. Fitch estima que la economía de Brasil mejorará en 2017 para anotar una expansión del 0,7 por ciento.

Brasil quedó sumido en un nuevo escándalo político la semana pasada tras conocerse una grabación en la que Temer parece consentir un pago secreto de dinero a un legislador preso, aunque el mandatario se niega a renunciar. (Escrito por Marion Giraldo vía Mesa de Edición en Español)