7 de abril de 2014 / 19:33 / hace 4 años

Occidental suspende contratos de trabajadores en Colombia por ataques a ducto

BOGOTA, 7 abr (Reuters) - La estadounidense Occidental suspendió los contratos laborales de varios de sus trabajadores en un campo petrolero de Colombia a consecuencia de una escalada en los ataques de la guerrilla contra un oleoducto que la obligó a declarar fuerza mayor y paralizar el bombeo, informaron el lunes fuentes del sector.

Inicialmente, la Unión Sindical Obrera (USO) -que agrupa a los trabajadores de la industria petrolera- dijo que Occidental Petroleum Corp canceló los contratos de 500 empleados del campo Caño Limón, ubicado en el departamento del Arauca, que produjo en promedio 29.000 barriles por día en el 2013.

“Son 500 trabajadores que quedaron sin contrato, la empresa los presionó para terminar el contrato de mutuo acuerdo”, aseguró a Reuters Oscar García, dirigente de la USO en Arauca.

Sin embargo, una fuente de Occidental en Colombia que pidió mantener su nombre en reserva explicó que la empresa suspendió los contratos de algunos trabajadores después de que se vio forzada a declarar fuerza mayor debido a una serie de ataques contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas.

El oleoducto de 780 kilómetros y con capacidad para transportar hasta 220.000 barriles diarios es utilizado para evacuar el crudo hasta un puerto del Mar Caribe para su exportación.

“No es un despido masivo, es una declaratoria de fuerza mayor sobre unas ordenes y contratos de servicios de producción”, aseguró la fuente de la petrolera estadounidense.

“No hemos podido bombear. Se llenó la capacidad de almacenamiento de la producción en campo y ante la imposibilidad de bombear por los atentados contra el oleoducto fue necesario declarar la fuerza mayor”, agregó.

La fuente de Occidental no precisó la cantidad de trabajadores a los que se les suspendió los contratos, pero aseguró que una vez que se reanude la operación en el campo retornarán a sus actividades.

Un aumento de los ataques de la guerrilla contra la industria petrolera de Colombia provocó una reducción de la producción y de las actividades de exploración en el 2013.

El año pasado se registraron 259 ataques contra los oleoductos del cuarto productor de crudo de América Latina, la mayor cifra en más de una década y un incremento del 72 por ciento en comparación con el 2012, de acuerdo con estadísticas del Ministerio de Defensa.

El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones para la cuarta economía de América Latina y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías.

Colombia produce un poco más de un millón de barriles por día y busca incrementar sus reservas de 2.300 millones de barriles. (Reporte de Luis Jaime Acosta; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below