Brasil investiga compra de refinería en Texas por parte de Petrobras

viernes 11 de abril de 2014 14:27 GYT
 

Por Jeb Blount

RIO DE JANEIRO, 11 abr (Reuters) - La compra de una refinería en Texas por parte de la petrolera Petrobras se ha convertido en un tema electoral en Brasil, debido a que los opositores a la presidenta Dilma Rousseff están usando el tema para atacar su reputación como administradora eficiente de cara a los comicios de octubre.

La oposición a Rousseff en el Congreso ha convencido a sus colegas de que abran una investigación sobre la compra que hizo Petrobras de Pasadena Refining Systems Inc. por 1.200 millones de dólares.

Los críticos afirman que Petrobras pagó 20 veces el valor real de la refinería de 100.000 barriles por día (bpd) en Texas, y que Rousseff cometió un error al aprobar la compra cuando formaba parte del directorio de la compañía en el 2006.

Sin embargo, la investigación probablemente se está enfocando en la refinería errada, según analistas.

Incluso si Petrobras pagó de más, la refinería de Pasadena podría resultar ser el mejor negocio de refinación que ha hecho la estatal en al menos tres décadas.

Petrobras está pagando mucho más por nuevas refinerías en Brasil. La refinería de Abreu e Lima de 230.000 bpd cerca de Recife -la primera construida en Brasil desde 1980- costaría 20.000 millones de dólares cuando empiece a operar más adelante este año.

Cada barril de nueva capacidad en Abreu e Lima costará a Petrobras cerca de 87.000 dólares, siete veces más que la de Pasadena y dos o tres veces más que las refinerías modernas similares que se están construyendo en otros lugares del mundo.

Desde que Rousseff aprobó la construcción de Abreu e Lima durante su mandato del 2003-2010 como presidenta de Petrobras, el costo ha saltado más de cuatro veces.   Continuación...