Gobierno peruano dice respeta independencia de Banco Central tras críticas de ministro Economía

viernes 25 de abril de 2014 17:31 GYT
 

LIMA, 25 abr (Reuters) - El Gobierno peruano dijo el viernes que respeta y valora la independencia del Banco Central, poniendo paños fríos a las recientes críticas del ministro de Economía, Luis Castilla, en torno al manejo de la política monetaria del país.

El primer ministro, René Cornejo, coincidió sin embargo con el titular de Economía respecto a que algunas de las medidas del Banco Central pueden "afectar" la política económica del Ejecutivo.

"Uno de los activos más importante del país (...) es la independencia del Banco Central, es una independencia que por supuesto mantenemos, respetamos y valoramos", dijo Cornejo en una conferencia con la prensa extranjera.

El ministro Castilla había afirmado esta semana que la política cambiaria del Banco Central, liderado por Julio Velarde, es "predecible", lo cual consideró ha estancado el proceso de transición hacia un mayor uso de la moneda local.

"Yo calificaría las expresiones de ministro Castilla como opiniones, como son opiniones que se permiten dar cuando tenemos instituciones sólidas e independientes", dijo Cornejo.

"Lo que se dijo es que las medidas que se toman en el Banco Central terminan afectando lo que son las políticas del ministerio de Economía y Finanzas", indicó.

El primer ministro refirió que, como el Banco Central es independiente, le corresponde al Ministerio de Economía "tomar medidas al respecto" -sin precisar cuáles- para paliar cualquier impacto de las políticas de la autoridad monetaria.

Velarde, quien comanda el Banco Central desde el 2006 y es muy respetado por el mercado, volvió el viernes a defender su política monetaria y dijo que el tipo de cambio de la moneda peruana frente al dólar "no es predecible".

Sin embargo, reveló que tras las criticas dialogó con el ministro Castilla y que ambos expresaron respeto por los lineamientos de sus instituciones.

Castilla ha venido ganando respaldo dentro del Gobierno al punto que, junto a la influyente primera dama Nadine Heredia, desencadenaron el mes pasado la renuncia del primer ministro por diferencias sobre la política salarial gubernamental. (Reporte de Marco Aquino; Editado por Silene Ramírez)