Guerrilla colombiana incendia 12 vehículos en ataque a caravana petrolera

lunes 28 de abril de 2014 16:58 GYT
 

BOGOTA, 28 abr (Reuters) - Guerrilleros izquierdistas incendiaron 12 vehículos de empresas contratistas de la petrolera estatal Ecopetrol que transportaban personal y maquinaria para reparar un tramo de un oleoducto, informó el lunes la policía, en el más reciente incidente en medio de una escalada de ataques contra el sector.

El ataque, que no dejó víctimas fatales ni heridos, se registró el domingo en una zona rural del municipio de El Tarra, en el departamento de Norte de Santander, precisó un informe de la Dirección General de la Policía.

La caravana interceptada e incendiada por rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se dirigía a reparar un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, paralizado desde hace más de un mes como consecuencia de ataques de la guerrilla.

El bombeo por el oleoducto de 780 kilómetros, con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo desde los campos de producción del departamento de Arauca, también está interrumpido por la oposición de una comunidad indígena para ingresar a su territorio y reparar otro tramo del ducto.

La situación obligó a paralizar la producción de los campos Caño Limón y Caricare, operados por la estadounidense Occidental y de un promedio de unos 67.000 barriles diarios. También provocó la suspensión de las actividades de más de 500 contratistas y a una declaratoria de fuerza mayor de parte de Ecopetrol.

De acuerdo con la empresa por cada día de parálisis el país deja de producir 72.000 barriles de petróleo que equivalen a alrededor de un 7 por ciento de la producción total de Colombia que bordea un millón de barriles diarios.

El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones para la cuarta economía de América Latina y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías.

El ELN, la segunda fuerza rebelde del país con menos 2.000 combatientes, mantiene contactos con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, con los que se busca establecer un acuerdo para iniciar una negociación de paz que sería independiente a la que se celebra en Cuba con las FARC.

Además de impedir un mejor desempeño a la economía, el conflicto interno de medio siglo ha dejado al menos 200.000 muertos y millones de desplazados.

Durante el 2013 se registraron 259 ataques contra los oleoductos del cuarto productor de crudo de América Latina, la mayor cifra en más de una década y un incremento del 72 por ciento en comparación con el 2012, según estadísticas oficiales. (Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Mónica Vargas)