Presidenta Brasil dice que inflación está controlada y rechaza ajuste salarial

miércoles 30 de abril de 2014 14:00 GYT
 

30 abr (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el miércoles que la inflación está bajo control y que el Gobierno no va a tomar medidas de ajuste salarial como las adoptadas en administraciones anteriores y tampoco va a suspender programas sociales.

"No vamos a dejar que este país, nuevamente, caiga en las tradicionales políticas de ajuste salarial, porque no es necesario. No es necesario que el pueblo brasileño pase por eso", declaró Rousseff durante la entrega de residencias del programa Minha Casa, Minha Vida en Bahía.

La presidenta volvió a criticar la fórmula de gobiernos anteriores, que durante las crisis argumentaban la "necesidad de medidas impopulares", como la reducción de empleo y salarios.

La declaración contrasta con la de su adversario en la disputa electoral, el precandidato por el PSDB, el senador Aécio Neves, que ya admitió estar preparado para tomar medidas impopulares para recuperar la economía.

El Gobierno ha padecido críticas por la conducción de la economía ante la amenaza de la inflación, presionada sobre todo por los precios de los alimentos.

El más reciente Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), divulgado por IBGE, registró un alza de 6,15 por ciento en el acumulado de 12 meses, cerca del techo de la meta del 6,5 por ciento establecido por el Banco Central.

"La inflación promedio en Brasil, en nuestros tres años de Gobierno, si se compara con la de otros gobiernos, es más baja (...) comparando con los primeros tres años de otros gobiernos", dijo la presidenta.

Rousseff dijo además que "muchas veces se pinta la realidad con colores negros para aprovecharse de las circunstancias", y garantizó que el país tiene recursos y que el Gobierno no va a interrumpir ningún programa social "porque alguien quiera". (Texto de Felipe Pontes. Traducido por Damián Pérez, editado por Manuel Farías)