1 de mayo de 2014 / 1:53 / hace 3 años

ACTUALIZA 2-México propone Pemex tenga al menos 20 pct en contratos yacimientos transfronterizos

5 MIN. DE LECTURA

(Actualiza con nueva información, cambia redacción)

Por Adriana Barrera

MEXICO DF, 30 abr (Reuters) - El Gobierno de México propuso el miércoles que la petrolera estatal Pemex tenga una participación obligatoria de al menos un 20 por ciento en todos los contratos de hidrocarburos en yacimientos transfronterizos, en el marco de una amplia reforma energética que busca apuntalar al sector.

La propuesta forma parte del paquete de leyes secundarias de la reforma energética promulgada a fines del año pasado, vitales para ponerla en marcha, y que fue enviado el miércoles al Senado justo al final del periodo ordinario de sesiones. Se espera que sean debatidas en un periodo extraordinario aún por definir.

"Donde se estime pudiera existir yacimiento transfronterizo, Pemex tendrá participación obligatoria de al menos 20 por ciento", dijo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, al anunciar el envío de las iniciativas.

"Si esto se confirma, pues ya entrará en vigor el acuerdo de yacimientos fronterizos entre México y Estados Unidos que está ahorita en su fase final de aprobación", dijo el secretario.

El funcionario agregó poco después que en tanto se confirme si un yacimiento está en una zona fronteriza, Pemex entrará "como socio", no necesariamente como operador, para verificar si realmente se trata de un depósito de ese tipo.

México y Estados Unidos acordaron en 2012 un tratado para la exploración y explotación de yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de México.

El tratado, ratificado por el Senado estadounidense en diciembre, también dispondrá que los ingresos derivados de la explotación de los yacimientos deberán ser gravados conforme a la legislación de México y Estados Unidos.

Pero ambos países también comparten una extensa formación geológica en tierra de recursos de gas y petróleo de esquisto (shale), que ya está siendo explotada del lado estadounidense, pero sobre la que no hay un acuerdo bilateral para su explotación.

Las leyes secundarias, que incluyen una veintena de documentos entre nuevas leyes y modificaciones a otras, debían haber sido discutidas y aprobadas a más tardar a mediados de abril, de acuerdo a lo establecido en el decreto por el que se promulgó la reforma.

La ambiciosa reforma energética, que pone fin al monopolio más de siete décadas de Pemex, busca captar miles de millones de dólares para modernizar el sector eléctrico e impulsar la estancada producción de crudo y gas en la segunda mayor economía de América Latina mediante diferentes modelos de contratos.

En estos contratos podrán participar tanto Pemex como empresas privadas. Grandes jugadores como Shell, Exxon y Chevron han mostrado mucho interés por la evolución de la reforma energética en México.

Prioridad a Proveedores Mexicanos

Por otra parte, Coldwell dijo que la legislación secundaria propone que los proveedores nacionales tengan prioridad sobre los extranjeros, bajo condiciones similares de precios, y que en los nuevos contratos petroleros tengan un promedio mínimo de un 25 por ciento de contenido local a más tardar en el 2025.

En tanto, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que en el nuevo esquema fiscal petrolero que el Gobierno está presentando a los legisladores se busca reducir la carga fiscal de Pemex desde el actual 79 por ciento a menos de 65 por ciento. Sin embargo, Pemex, deberá pagar un dividendo al Estado.

La idea es que la empresa estatal, cuya pesada carga tributaria le resta capacidad para emprender inversiones, pueda contar con recursos para realizar nuevos proyectos y competir en igualdad de condiciones con otras petroleras en las licitaciones de áreas y campos que se esperan para el futuro.

"Ha llegado la hora de que la Secretaría de Hacienda saque las manos de Pemex", dijo Videgaray.

En la nueva legislación, se prevé eliminar las reducciones a la deducibilidad de los gastos de exploración y extracción de Pemex, algo que ha limitado a la empresa durante mucho tiempo.

"Al reconocer todos los costos de Pemex y reducir cargas tributarias, Pemex podrá tener utilidades que aumenten de tres a cuatro veces superiores a las que tiene en la actualidad", dijo.

Videgaray añadió que en los nuevos contratos se establecerá una cuota mínima de ingresos para el Estado y que se generarán incentivos para los nuevos operadores. (Con reporte adicional de Ana Isabel Martínez, Lizbeth Díaz, Anahí Rama. Editado en español por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below