Cúpula sindical en Chile apoya reforma tributaria, exige mejoras laborales

jueves 1 de mayo de 2014 15:48 GYT
 

SANTIAGO, 1 may (Reuters) - La cúpula sindical en Chile entregó el jueves su respaldo a la reforma tributaria que impulsa el gobierno de la presidenta socialista Michelle Bachelet, pero exigió cambios al sistema laboral en uno de los países con peor distribución de la riqueza en América Latina.

En el marco del Día Internacional del Trabajo, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) convocó a miles de personas a marchar por la principal avenida de la capital, en una marcha que por primera vez en varios años pasó por el frontis del palacio presidencial.

En el acto central, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, destacó que "Chile está cambiando y este proceso no se detiene ni tiene vuelta atrás" con proyectos como una reforma tributaria para financiar cambios profundos en la educación.

"Chile necesita una reforma tributaria ahora e instituciones fiscalizadoras fuertes para garantizar el justo pago de impuestos. Llamamos a los trabajadores a informarse y movilizarse también para respaldar la reforma tributaria, que es el primer paso para avanzar en equidad y justicia social", dijo Figueroa.

Bachelet envió hace unas semanas al Congreso un proyecto para aumentar los ingresos fiscales en el equivalente a un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) o unos 8.200 millones de dólares, a través de un alza de impuestos a las grandes empresas y la eliminación de beneficios tributarios.

En los últimos días, líderes gremiales y de las principales compañías chilenas se han lanzado en picada contra el proyecto, con amenazas de recortes de inversión o posibles demandas, mientras la discusión de la reforma avanza sin tropiezos en el Congreso.

Aunque Figueroa recalcó que el programa de Bachelet no satisface plenamente las demandas de la CUT, espera que se avance en las iniciativas anunciadas de fortalecimiento de la negociación colectiva y el fin del reemplazo del trabajador en huelga, entre otros. (Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Javier Leira)