Moneda peruana cierra estable tras colocación de certificados del Banco Central

lunes 5 de mayo de 2014 15:15 GYT
 

LIMA, 5 mayo (Reuters) - La moneda peruana cerró estable el lunes, luego de que una colocación de certificados del Banco Central contrarrestó las compras de dólares de bancos en medio de los temores por la economía china y las tensiones en Ucrania.

* El precio del sol retrocedió levemente un 0,04 por ciento, a 2,803/2,804 unidades por dólar, frente a las 2,802/2,803 unidades por dólar del viernes. El monto negociado fue de 509 millones de dólares.

* Los bancos aumentaron sus posiciones en dólares para compensar el vencimiento de Certificados de Depósito Reajustable (CDR) por 208 millones de dólares y en medio de una mayor aversión global al riesgo.

* Los CDR son papeles del Banco Central que se entregan a los bancos para atenuar la caída de la moneda local, en lugar de vender dólares en el mercado al contado. Su vencimiento suele generar una disminución en las posiciones en dólares de los bancos.

* Para atenuar la demanda de divisas, la autoridad monetaria colocó 200 millones de soles en CDR, a un plazo de dos meses y con una tasa promedio de 0,07 por ciento.

* A nivel global, los mercados retrocedieron ante las preocupaciones por la economía china luego que un sondeo mostró que la actividad fabril en la segunda mayor economía del mundo se contrajo por cuarto mes consecutivo en abril.

* También aumentaban la aversión global al riesgo las tensiones en Ucrania, donde separatistas prorrusos emboscaron el lunes a fuerzas ucranianas, lo que dio inicio a intensos enfrentamientos en las afueras del bastión rebelde de Slaviansk, dijo el ministro del Interior, Arsen Avakov.

* En la plaza de Lima, el tipo de cambio paralelo operaba en las 2,803/2,804 unidades por dólar.

* El sistema financiero peruano inició la jornada con una liquidez de 6.300 millones de soles. Por su parte, el Banco Central subastaba papeles repo por 2.000 millones de soles para inyectar liquidez en moneda local al mercado. (Reporte de Ursula Scollo; Editado por Ricardo Figueroa)