12 de junio de 2014 / 9:13 / hace 3 años

RPT-MUNDIAL-Brasil espera una inauguración tranquila de la Copa

4 MIN. DE LECTURA

(Repite para agregar suscriptores)

Por Brian Winter y Kieran Murray

SAO PAULO, 12 jun (Reuters) - Después de años de retrasos en la construcción y sobrecostos, el Mundial comienza el jueves en Brasil en medio de un ambiente de descontento en el país que contrasta con la alegría de los aficionados extranjeros que han acudido al torneo.

La selección brasileña enfrentará a Croacia en el partido inaugural que se disputará en un estadio de nueva construcción en Sao Paulo, cuyo costo y retrasos en la entrega parecen ilustrar los preparativos para el Mundial salpicados de problemas.

Brasil es visto por muchos aficionados en todo el mundo como la cuna espiritual del fútbol y cientos de miles de personas acudirán al país sudamericano durante el mes que dura el torneo, pero hasta ahora el entusiasmo entre los brasileños ha sido apagado.

Muchos están molestos por los más de 11.300 millones de dólares gastados para preparar el Mundial cuando los servicios sociales básicos del país cuentan con muy pocos recursos.

Prtestas masivas en las calles sacudieron al país el año pasado y aunque han ido reduciéndose en número recientemente, las autoridades esperan que un núcleo duro de cientos de personas intenten bloquear el tráfico al estadio el jueves. Eso podría desatar enfrentamientos violentos con la policía.

Los brasileños dicen que el país se animará a medida que empiece la acción, especialmente si su equipo justifica su condición de favorito para ganar el campeonato por sexta vez, algo que representa un récord.

"Esperen a que Brasil empiece a ganar. Entonces verán a la gente en las calles", dijo Rogerio Souza, aficionado brasileño, aunque advirtió que la eliminación de Brasil causaría más descontento.

"Para los brasileños sólo cuentan los títulos. A nadie le importa un segundo puesto. Si no ganan el Mundial en casa, arreciarán las críticas", añadió.

La presidenta Dilma Rousseff ha restado importancia a las protestas por el elevado gasto y los retrasos en la preparación de estadios y aeropuertos, y apuesta a que Brasil dará espectáculo dentro y fuera del campo.

"Lo que estoy viendo más y más es la bienvenida dada a los equipos y la felicidad del pueblo brasileño con nuestro equipo", dijo en un discurso el miércoles.

Aún así, la lista de problemas posibles es larga. De hecho, celebrar un Mundial con éxito puede ser bastante más difícil para Brasil que ganarlo.

El principal riesgo, tanto para aficionados como para el Gobierno, parecen ser las demostraciones violentas en las calles.

Hay previstas protestas y paros en las 12 ciudades que albergarán partidos, incluida una huelga de celo por parte de algunos trabajadores del aeropuerto de Río de Janeiro aunque la amenaza de una huelga extendida en el metro de Sao Paulo ha desaparecido.

Algunos negocios en Río, donde se jugarán siete partidos, incluida la final, han protegido ventanas y puertas en caso de que surjan protestas.

Las autoridades expresan en privado su temor a que las protestas y los problemas de tráfico puedan derivar en que algunos hinchas no puedan acceder al Arena Corinthians de Sao Paulo cuando empiece el partido inaugural a las 17.00 hora local (2000 GMT).

El Gobierno ha decretado festivo parcial el jueves para ayudar a aliviar la congestión, pero aún así una larga lista de personalidades, incluidos diez jefes de Estado, complicarán el tráfico.

El estadio donde se disputará el duelo inicial también ha sido una fuente de inquietud.

No sólo tuvo un retraso de seis meses, con un coste de 525 millones de dólares, unos 150 millones más que lo presupuestado, sino que debido a los retrasos el partido del jueves será el primero con capacidad plena. Eso viola el protocolo de la FIFA para partidos del Mundial.

"Rezo por que nada vaya mal", dijo Lizbeth Silva, empleada en un colegio de Sao Paulo. "Escuchas que existen estos problemas, pero aún así quieres apoyar a Brasil", añadió. (Información adicional de Paulo Prada en Río de Janeiro y Brad Haynes y Esteban Israel en Sao Paulo. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below