Bonos de Argentina están en buena posición antes de decisión de Corte Suprema de EEUU

jueves 12 de junio de 2014 20:43 GYT
 

Por Marc Jones

LONDRES, 12 jun (Reuters) - Una cláusula inusual en la deuda que Argentina reestructuró, tras una cesación de pagos por 100.000 millones de dólares, puede dar un impulso en los próximos días a la actual generación de inversores si la Corte Suprema de Estados Unidos actúa como se espera.

El máximo tribunal de Estados Unidos se reunió el jueves a puertas cerradas para considerar la apelación de Argentina a la decisión de una corte inferior, que la obligaría a pagar el total de la deuda a un grupo de acreedores compuesto por fondos de cobertura que no quiso participar de las reestructuraciones de deuda del 2005 y 2010.

Un anuncio del máximo tribunal se conocería el lunes, si ocurre en el menor tiempo posible, y aunque el Gobierno argentino ha advertido que una derrota en el litigio podría llevarlo a una cesación de pagos de su deuda, los mercados financieros están apostando a que esos problemas no ocurrirán.

Muchos de los bonos que los inversores obtuvieron en el canje de deuda están ahora cerca de máximos de dos años.

El costo de la protección por cesación de pagos se ha desplomado, porque los compradores consideran el retorno de más de un 10 por ciento que ofrecen los bonos demasiado tentador como para ignorarlo y apuestan a que en el peor de los casos una cesación de pagos ocurriría dentro de varios meses.

Su optimismo se debe a la perspectiva de que la Corte Suprema no adopte una decisión que favorezca totalmente a una de las partes, sino que probablemente siga prolongando el proceso y pida al Procurador General del presidente Barack Obama su opinión en el caso.

Argentina prometió a los inversores que participaron de la reestructuración de deuda que quienes no acudieron al canje no obtendrían mejores condiciones.

Tales promesas son comunes en las reestructuraciones de deuda soberana. Lo que es inusual de la cláusula sobre los "derechos en futuras ofertas" (RUFO, por su sigla en inglés) que Argentina ofreció a sus acreedores es que tenía una fecha de vencimiento estipulada para el 31 de diciembre de este año.   Continuación...