ACTUALIZA 1-Precios minoristas de Argentina se desaceleran, suben 1,4 pct en mayo

viernes 13 de junio de 2014 15:35 GYT
 

(Añade cita y detalles)

BUENOS AIRES, 13 jun (Reuters) - Los precios minoristas de Argentina subieron un 1,4 por ciento en mayo tras un alza de un 1,8 por ciento en el mes previo, un resultado que acentúa la tendencia a la desaceleración de la inflación, informó el viernes el ministro de Economía, Axel Kicillof.

La menor inflación se explica en parte por una ralentización en la subida de los precios de los alimentos, un rubro cuya alza -que fue del 0,7 por ciento en mayo- afecta principalmente a los sectores más pobres de la población y que había registrado un fuerte avance desde la abrupta devaluación que sufrió la moneda local en enero último.

Argentina había cerrado el 2013 con una elevada inflación cercana al 30 por ciento -según datos privados-, que llevó a la actividad económica del país a desacelerarse con fuerza en los últimos meses.

Algunos economistas vinculan la desaceleración de la economía con el freno que atraviesa el aumento de precios.

"Se observa una fuerte desaceleración (de la inflación) en general, pero en algo que nos interesa particularmente que es el rubro Alimentos y Bebidas", señaló el ministro de Economía, Axel Kicillof, al presentar las nuevas cifras.

En los primeros cinco meses del año, el alza de precios acumuló un 13,5 por ciento, según los datos oficiales.

Analistas particulares consultados por Reuters estimaron, en promedio, una inflación de un 1,9 por ciento en mayo.

El rubro que en mayo registró una mayor subida fue Esparcimiento, con un 2,7 por ciento, mientras que Educación trepó un 2,0 por ciento y Transporte y Comunicación un 1,6 por ciento.

Ante la desconfianza que generaba la anterior medición oficial de la inflación, que muchos críticos consideraban que era manipulada por el Gobierno, las autoridades elaboraron un nuevo índice de precios que comenzó a aplicarse a partir de enero de este año.

El IPCNu, que fue elaborado con la asesoría del Fondo Monetario Internacional (FMI), reemplazó desde entonces a un desacreditado indicador oficial de inflación con el que el Gobierno midió un alza del costo de la vida de un 10,9 por ciento en 2013, casi un tercio del cálculo de los analistas. (Reporte de Nicolás Misculin; editado por Jorge Otaola)