IFR-Venezuela está abierta a refinanciar deuda en impulso reformista

viernes 13 de junio de 2014 16:48 GYT
 

13 jun (IFR) - Venezuela, enfrentada a vencimientos de deuda por 30.000 millones de dólares en los próximos tres años, está considerando extender el perfil de sus bonos, dentro de un plan más amplio para mejorar sus políticas económicas y arreglar sus relaciones con la comunidad financiera, dijo un inversor que se reunió esta semana con funcionarios venezolanos.

En su camino de regreso a Caracas tras una reunión de la OPEP en Viena, el vicepresidente venezolano y jefe de la petrolera estatal PDVSA, Rafael Ramírez, visitó a inversores en Londres, a quienes les habló de las expectativas de su país de reducir su dependencia en la emisión de bonos para satisfacer la demanda por dólares, según dos fuentes que asistieron a las reuniones organizadas por Lazard.

"No quieren seguir emitiendo bonos para satisfacer la demanda por dólares, pero también se dan cuenta que el calendario de amortizaciones (...) puede ser reprogramado a más allá de 2030 retirando deuda corta a cambio de bonos con vencimientos más largos", dijo un inversor que se reunió con el soberano.

La posibilidades de éxito de cualquier operación de gestión de obligaciones depende de la implementación de reformas macroeconómicas más amplias, que podrían reducir los costos de endeudamiento para el país y restaurar la confianza de los mercados.

La deuda en dólares de Venezuela se negocia todavía en porcentajes de dos dígitos por el temor de los inversores a una desintegración política en medio de una contracción de la economía.

"La premisa es que mejorando primero el marco macroeconómico, los rendimientos bajarán a niveles más manejables", dijo un inversor.

Venezuela, que emite deuda internacional directamente o a través de la petrolera PDVSA, tiene un fuerte calendario de vencimientos, con un promedio de pagos cada año de 6.800 millones de dólares entre 2014 y 2016, más 15.000 millones de dólares que maduran en 2017, según cifras de Thomson Reuters.

Hasta ahora, el país ha conseguido bonos a través emisiones locales de bonos con cupones artificialmente bajos para inversores locales, que luego los descargan con inversores internacionales con un fuerte descuento.

Si bien muchos dicen que los esfuerzos de Venezuela por conversar con los inversores son una señal positiva, la frustración con la lentitud del Gobierno del presidente Nicolás Maduro para implementar reformas es grande.   Continuación...