Corte de Brasil aprueba plan de reestructuración de firma Oleo e Gas de Batista

viernes 13 de junio de 2014 20:54 GYT
 

RIO DE JANEIRO, 13 jun (Reuters) - Un juez aprobó el plan de reestructuración de Oleo e Gas Participacoes SA, la compañía petrolera controlada por el magnate brasileño Eike Batista, según un comunicado del tribunal de Río de Janeiro que escuchó los procedimientos de bancarrota.

La aprobación de la corte garantiza una resolución rápida y expedita de la mayor bancarrota en la historia de América Latina.

Los acreedores de la compañía, anteriormente conocida como OGX Petroleo e Gas Participacoes SA, aprobaron el plan el 3 de junio. El plan fue aceptado por los tenedores de un 90 por ciento de la deuda de la compañía con sede en Río de Janeiro por cerca de 12.000 millones de dólares (5.400 millones de dólares).

En el comunicado divulgado el viernes, el juez Gilberto Clovis Faria Mattos dijo que una solución rápida del caso era vital, debido a que miles de empleos en la compañía están en riesgo.

Bajo los términos del plan, los acreedores cambiarán deuda por cerca del 90 por ciento de las acciones de Oleo e Gas.

Los acreedores incluyen a Newport Beach; Pacific Investment Management Co de California, o PIMCO, una de las mayores compañías mundiales de bonos de inversión; la empresa de astilleros de Batista, OSX Brasil SA ; y proveedores de servicios petroleros como Schlumberger NV.

La aprobación se da siete meses después de que Oleo e Gas presentó la solicitud de protección por bancarrota ante la corte.

La participación controlada por Batista, que en el presente equivale a cerca de un 51 por ciento de las acciones de Oleo e Gas, caerá a cerca de un 5 por ciento. La transferencia de propiedad desde Batista y otros accionistas a los acreedores ocurrirá entre septiembre y octubre.

Batista y otros accionistas recibirán garantías para comprar cerca de un 15 por ciento de las nuevas acciones de Oleo e Gas.

El plan deja a Oleo e Gas libre de deudas, aliviando sus esfuerzos por aumentar la producción desde pozos en altamar cerca de Río de Janeiro.

(1 dólar = 2,22 reales brasileños) (Reporte de Juliana Schincariol y Jeb Blount; Editado en Español por Ricardo Figueroa)