Brasil relaja esquema tributario a pequeñas empresas para impulsar la inversión

lunes 16 de junio de 2014 13:42 GYT
 

Por Aluísio Alves

SAO PAULO, 16 jun (Reuters) - El Gobierno de Brasil, en su intento por ampliar el financiamiento para las pequeñas empresas, relajó el lunes una serie de normas impositivas y crediticias tratando de alentar la inversión en un sector castigado.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo que la inversión en acciones de compañías de mediana capitalización estará exenta de impuesto a la renta hasta el 2023.

Los inversores que compren papeles de infraestructura o deuda emitida por empresas para financiar construcción y grandes inversiones en proyectos estarán exentos de los impuestos a la ganancia de capital.

Mantega anunció además que una retención obligatoria de impuestos a la renta sobre inversiones, que es conocida como "come cotas" (come cuotas) y que por años ha sido blanco de duras criticas, será eliminada para las compras de fondos de renta fija negociables en bolsa.

Las reglas se incluirán en un decreto gubernamental que se emitirá en unas semanas más, dijo Mantega.

La reducción del impuesto a la ganancia de capital se hará efectiva inmediatamente, pero el Gobierno probablemente no renunciará a un monto significativo de ingresos por las medidas, añadió el ministro.

"El beneficio para las empresas pequeñas del país es evidente. Anticipamos un ambiente más benéfico para el financiamiento de las empresas de mediano tamaño. Estas medidas y el creciente dinamismo de nuestros mercados de capitales ayudarán un montón a las empresas", dijo Mantega a periodistas.

La decisión sigue a años de esfuerzos de funcionarios de Gobierno, banqueros de inversión y gremios de empresas para bajar la carga tributaria a potenciales fuentes de financiación para infraestructura y compañías industriales.

Mantega dijo que más de 200 compañías podrían sacar partido de las medidas inmediatamente.

El Gobierno está acelerando reducciones impositivas específicas a las inversiones financieras, los créditos y otros instrumentos que puedan alentar la inversión, que ahora está en mínimos de más de tres años y frena el crecimiento de la mayor economía de América Latina. (Por Aluísio Alves; Escrito por Guillermo Parra-Bernal; Editado en español por Javier López de Lérida. LEA)