Uruguay sube previsión de inflación promedio a 8,8 pct para 2014, por arriba de rango oficial

lunes 30 de junio de 2014 18:28 GYT
 

MONTEVIDEO, 30 jun (Reuters) - El Gobierno uruguayo elevó su proyección de inflación promedio para este año a un 8,8 por ciento desde el 6,4 por ciento previo, llevándola por encima del techo de la meta oficial, según el proyecto de ley de presupuesto presentado el lunes en el Parlamento.

Según el documento elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), los precios minoristas cederían levemente este año pero la tasa anual cerraría fuera de la franja de referencia de entre el 3 y el 7 por ciento fijada por el banco central.

"En materia de precios, la economía siguió enfrentando (en 2013) presiones inflacionarias como consecuencia de una demanda interna que permanece firme en un contexto donde se comienzan a observar restricciones de oferta debido al pleno empleo de las capacidades productivas en algunos sectores", dijo el informe.

El Indice de Precios al Consumo (IPC), cuya evolución tiene atentas a las autoridades y al mercado, acumuló un alza del 9,18 por ciento en los últimos 12 meses a mayo. En febrero tocó un 9,82 por ciento, la cifra más alta en casi diez años.

Ante el avance de los precios, el Gobierno aplicó el descuento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las tarifas de luz y telefonía fija, y también en la importación y venta de frutas y verduras. Además, llegó a un acuerdo con los supermercados para congelar los precios de algunos artículos.

"El control de la inflación seguirá siendo el principal desafío de política económica para la actual administración (procurando) una gradual convergencia de la inflación al rango objetivo", agregó el Ministerio en el proyecto.

Las autoridades proyectaron una inflación promedio de un 7,5 por ciento para el 2015 y de un 6,8 por ciento para el 2016.

Este año el Producto Interno Bruto (PIB) continuaría siendo impulsado por la demanda interna para expandirse un 3 por ciento, según los pronósticos de la dependencia. En el 2015 el crecimiento sería de un 3,3 por ciento y en el 2016 de un 4,0.

"En línea con el crecimiento de los ingresos, el consumo final continuará firme evolucionando por encima del PIB y a tasas algo menores a las verificadas un año atrás", puntualizó el documento.

La pequeña economía sudamericana, cuya principal actividad es la agrícola ganadera, creció un 4,4 por ciento en el 2013, acumulando su undécimo año de crecimiento consecutivo. (Reporte de Malena Castaldi)