Delta Air Lines recortará 86 pct de vuelos hacia Venezuela

lunes 7 de julio de 2014 11:57 GYT
 

CARACAS, 7 jul (Reuters) - La estadounidense Delta, una de las aerolíneas más grandes del mundo, dijo el lunes que recortará a partir de agosto un 86 por ciento de sus vuelos semanales hacia Venezuela, en medio de millonarias deudas del gobierno socialista con las firmas que operan en el país.

Delta dijo que mantendrá sólo uno de los siete vuelos que realiza semanalmente entre Atlanta y Caracas, siguiendo la medida de su competidor American Airlines, que recortó casi un 80 por ciento de sus vuelos hacia Venezuela.

"Vamos a reducir la frecuencia de los vuelos (entre Atlanta y Caracas) a un solo vuelo semanal", dijo un trabajador de la aerolínea en Caracas quien no estaba autorizado a declarar.

La fuente precisó que la medida entrará en vigencia a partir del 1 de agosto.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha prometido en varias ocasiones liberar el dinero adeudado, pero la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) afirma que las aerolíneas que la integran tienen cerca de 4.000 millones de dólares en divisas que Venezuela no les ha liquidado por la venta de boletos.

Los operadores internacionales han sido afectados por el control de cambio vigente en la nación petrolera desde hace 11 años, que les obliga a vender boletos en bolívares, dificultando convertirlos en divisas para su repatriación.

Según la IATA, 11 compañías aéreas que operan en Venezuela redujeron sus frecuencias entre un 15 y un 78 por ciento en el último año, mientras que algunas como Air Canada y Alitalia suspendieron sus operaciones.

Sin embargo, el Gobierno ha dicho que la suspensión de vuelos desde y hacia Venezuela no obedece a la multimillonaria deuda con las aerolíneas, sino a la desviación de rutas debido al Mundial de fútbol que se disputa en Brasil.

Los venezolanos encuentran cada vez más difícil comprar boletos para viajar al exterior y tienen que pasar horas frente a una pantalla de computador para lograr adquirirlos. Y, si tienen la suerte de conseguirlo, deben pagar el equivalente a un boleto a Europa para un trayecto dentro de Sudamérica. (Reporte de Diego Oré. Editado por Mónica Vargas)