Fondo de cobertura NML podría intentar frenar default de Argentina: medio

jueves 24 de julio de 2014 07:01 GYT
 

BUENOS AIRES, 24 jul (Reuters) - Uno de los fondos que Argentina debe compensar por su default en el 2002 podría pedir a la justicia estadounidense que suspenda una orden que impide al país honrar sus bonos en el exterior y que lo dejó al borde de una nueva cesación de pagos, reportó el jueves el diario La Nación.

NML Capital Ltd solicitaría al juez del distrito en Manhattan Thomas Griesa dejar sin efecto hasta fin de año la orden que le impide a Argentina cancelar sus títulos externos si no abona 1.330 millones de dólares más intereses a los acreedores con sentencias favorables para recuperar el valor de los bonos que el país dejó de pagar hace más de una década.

La Nación dijo, citando fuentes oficiales sin identificar, que NML pediría a cambio que Argentina deposite en una cuenta custodia una suma de dinero como muestra de que está dispuesta a llegar a un acuerdo.

El Gobierno argentino tiene hasta el 30 de julio para evitar caer en un default. Ese día finaliza el período de gracia para el pago de intereses de sus bonos Discount que vencieron a fines del mes pasado y que no pudo pagar por la orden de Griesa.

Un incumplimiento de pagos añadiría más sufrimiento a una economía que está en recesión y que ya debe soportar una de las mayores tasas de inflación del mundo.

El país ha dicho que, para negociar con los fondos que califica de "buitres", deben primero dejarle pagar los bonos que fueron emitidos en dos reestructuraciones de deuda en las que la mayor parte de sus acreedores aceptaron canjear sus títulos en default a cambio de fuertes quitas.

Argentina también ha afirmado que no puede cerrar un acuerdo extrajudicial con los acreedores liderados por NML y el fondo Aurelius Capital Management antes del 31 de diciembre, cuando vence una cláusula que le impide ofrecerles mejores términos que a los tenedores que ingresaron a los canjes.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que incumplir con esa cláusula podría implicar demandas judiciales por 120.000 millones de dólares. (Reporte de Alejandro Lifschitz)