Cámara baja EEUU aprueba fondos para crisis fronteriza y acelerar deportaciones

viernes 1 de agosto de 2014 22:48 GYT
 

Por David Lawder y Richard Cowan

WASHINGTON, 1 ago (Reuters) - Los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votaron el viernes a favor de frenar el ingreso de inmigrantes centroamericanos, incluidos niños sin compañía, que están llegando en gran cantidad a la frontera con México, al aprobar 694 millones de dólares para abordar la crisis.

El proyecto de ley fue aprobado por 223 votos a favor y 189 votos en contra, un día después de que los conservadores del partido rechazaron una versión previa de la medida, exponiendo las profundas divisiones entre los activistas del Tea Party y el resto de los republicanos.

Al aprobar el proyecto modificado, la Cámara de Representantes liderada por los republicanos ignoró una amenaza de veto de la Casa Blanca. Pero como el Senado ya inició un receso de cinco semanas, la medida no podrá avanzar al menos hasta septiembre.

"No podíamos irnos a casa (para el receso) y no tomar una decisión", dijo el representante Kay Granger, quien ayudó a elaborar el proyecto original.

Granger dijo que la medida serviría como una referencia para las negociaciones de septiembre para resolver la crisis humanitaria que ha provocado la llegada de casi 60.000 niños desde El Salvador, Honduras y Guatemala de manera ilegal desde octubre, buscando escapar de la pobreza y los crímenes del narcotráfico.

Los demócratas de la Cámara baja se quejaron de que el proyecto de ley además aceleraría las deportaciones de niños a condiciones peligrosas en sus países. El presidente Barack Obama dijo que el proyecto de ley republicano era "extremo" e "impracticable".

Más tarde el viernes, la Cámara también aprobó un proyecto separado que revierte la política de Obama del 2012 que suspende las deportaciones de algunos residentes indocumentados que llegaron a Estados Unidos con sus padres hace varios años cuando aún eran niños.

La medida también impediría que Obama extienda esa política, posiblemente a los padres de niños que ya han calificado para el plan.   Continuación...