12 de agosto de 2014 / 19:03 / hace 3 años

BREAKINGVIEWS-Los problemas de Petrobras van mucho más allá de la presidenta brasileña

(El autor es un columnista e Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Christopher y Swann

NUEVA YORK, ago 12 (Reuters Breakingviews) - Los problemas de Petrobras van mucho más allá de la presidenta brasileña.

Las acciones del gigante energético están subiendo pese a una caída del 20 por ciento en las ganancias del segundo trimestre. Eso es debido principalmente a que los inversores achacan los problemas de la firma a Dilma Rousseff -y la sensación de que la presidenta pierde influencia.

Deberían observar la galopante deuda de Petrobras y la caída de la producción petrolera en lugar de mirar las encuestas.

El pasado marzo, la vacilante economía hundió fuertemente la popularidad de Rousseff. Y sin embargo, las acciones de Petrobras treparon un 8 por ciento y han ganado un 60 por ciento en los últimos cinco meses. Ni el panorama político de la nación ni el desempeño financiero de la compañía justifican el alza.

Las ganancias del segundo trimestre fueron de 4.960 millones de reales (2.180 millones de dólares), casi un tercio menos que los 7.000 millones de reales que esperaban los analistas consultados por Reuters.

El Gobierno de Rousseff es parcialmente culpable. Por ejemplo, requiere que Petrobras venda combustibles brasileños en hasta un 20 por ciento por debajo de los precios del mercado, llevando al desangre del área de refinación de la compañía. Las refinerías, de hecho, perdieron 5.800 millones de dólares en la primera mitad del 2014, un déficit 16 por ciento mayor que el del mismo periodo de hace un año.

Peor aún, Rousseff no muestra señales de aliviar la presión financiera.

El pasado junio, funcionarios del Gobierno forzaron a la firma a comprometerse a pagar 6.800 millones de dólares por yacimientos petroleros adicionales que no necesita. Eso acumula otra carga a la compañía, cuya deuda neta ha trepado un 16 por ciento desde diciembre a 110.000 millones de dólares a fines del segundo trimestre -la cantidad más alta para cualquier petrolera global.

La deuda y una reducción de la producción petrolera son las verdaderas preocupaciones de Petrobras. Pese al descubrimiento de vastos depósitos en el lecho profundo del mar hace siete años, la producción apenas ha subido un 0,5 por ciento desde el 2010.

La compañía sostiene que puede elevar la producción en un 7,5 por ciento este año, pero es más probable un incremento cercano a la mitad de esa cifra, de acuerdo a banqueros de energía de Raymond James.

Los inversionistas están malgastando el tiempo en apoyar sus esperanzas en un cambio de la política del Gobierno. Rousseff podría estar perdiendo popularidad, pero probablemente no salga del escenario en algún momento cercano.

Quizás no sería sino hasta después de las elecciones presidenciales de octubre cuando los accionistas finalmente capten el mensaje. (Editado en español por Luis Azuaje)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below