Argentina califica de "mafia internacional" a fondos de cobertura

jueves 14 de agosto de 2014 09:17 GYT
 

BUENOS AIRES, 14 ago (Reuters) - Argentina calificó el jueves de "mafia internacional" a los fondos de cobertura que litigan contra el país en la justicia estadounidense, en una nueva escalada verbal tras el fracaso de negociaciones recientes para resolver una larga disputa por bonos argentinos impagos.

La calificación del gobierno vino luego de que Aurelius Capital Management, uno de los fondos que reclama a Argentina una compensación millonaria por bonos que dejaron de ser pagados en el default que sufrió el país en 2002, dijera el miércoles que no recibió propuestas realistas de entidades financieras para cerrar el conflicto.

"Nosotros estamos hoy en manos de un poder financiero internacional, que son grupos minúsculos de intereses voraces que constituyen verdaderamnete una mafia internacional que maneja los hilos del poder", dijo el jefe de Gabinete argentino Jorge Capitanich.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández se ha mostrado reacio a negociar directamente con los acreedores "holdouts" -a los que califica como "buitres"- hasta fin de año, cuando vence una cláusula que protege a los tenedores de bonos reestructurados.

Si alcanzara un acuerdo con los fondos antes de ese lapso, Argentina podría enfrentar demandas de otros inversores que consideren que están cobrando menos por sus bonos argentinos tras unas reestructuraciones de deuda del 2005 y el 2010.

"Basta buitres, basta de amenazas, basta de operaciones", dijo Capitanich a periodistas y señaló que "se pretende vulnerar la soberanía de un país".

En los últimos días habían tenido lugar algunos acercamientos entre los fondos de cobertura y un grupo de bancos privados, pero fracasaron en un intento por comprar parte de la deuda en default.

"Ninguna de las propuestas que hemos recibido fue ni remotamente aceptable", dijo Aurelius en un comunicado del miércoles. "Las entidades que hicieron esas propuestas no estaban preparadas para costear más que una pequeña parte de los pagos que querían que aceptáramos".

El juez estadounidense Thomas Griesa amenazó la semana pasada con considerar al país sudamericano en rebeldía si no retoma las negociaciones con los fondos de cobertura NML y Aurelius y no cesa de declarar públicamente que no tiene obligaciones financieras pendientes con sus acreedores.

Griesa bloqueó los pagos de los bonos argentinos emitidos bajo leyes extranjeras hasta que el país no acate el fallo para compensar con 1.330 millones de dólares más intereses a los tenedores de bonos incumplidos que tuvieron un fallo favorable. (Reporte de Walter Bianchi/Editado por Gabriel Burin)