Trabajador de Petrobras muere por quemaduras sufridas en explosión en refinería

jueves 21 de agosto de 2014 01:30 GYT
 

RIO DE JANEIRO, 20 ago - Un trabajador que resultó gravemente quemado en un accidente en una refinería de Petrobras en la ciudad brasileña de Manaus murió el miércoles por sus lesiones, dijeran los dirigentes sindicales que representan a los empleados en la compañía.

El sindicato brasileño de trabajadores petroleros, FUP, sostuvo que la tragedia pone de relieve el empeoramiento de las condiciones laborales en las plantas de de Petrobras, diciendo que el accidente fue el sexto de una semana en diferentes refinerías administradas por la petrolera estatal brasileña.

El trabajador, Antonio Rafael Santana, de 26 años, sufrió quemaduras de primero, segundo y tercer grado en un 75 por ciento de su cuerpo luego de que los gases de un estanque de desechos de agua y crudo en la refinería Reman se encendieron mientras inspeccionaba una bomba defectuosa, dijo el sindicato.

Petrobras dijo que la empresa está prestando asistencia a la familia de Santana y había establecido una comisión para investigar el accidente.

El FUP dijo que también ocurrió un accidente el sábado en la refinería REDUC en el estado de Río de Janeiro, en el que un trabajador sufrió lesiones en la cara, el cuello y los ojos después de ser golpeado por una mezcla de crudo a una temperatura de 180 grados.

La refinería sufrió otros tres accidentes a principios de la semana, dijo Petrobras. La firma dijo que los cuatro trabajadores afectados estaban de vuelta en sus labores y que se iniciaron investigaciones sobre las causas de los accidentes.

Petrobras dijo que también hubo un accidente el lunes en la refinería de Cubatao, en el estado de Sao Paulo, en el que un trabajador sufrió quemaduras en el cuello y los hombros. Él se está recuperando bien, dijo la compañía.

El accidente la noche del sábado no afectó la producción de la refinería.

Los dirigentes sindicales dicen que las refinerías de Petrobras están operando a más del 95 por ciento de su capacidad en un esfuerzo por reducir las importaciones, por lo que las operaciones de mantenimiento han sido recortadas a niveles peligrosamente bajos. (Reporte de Jeb Blount, Stephen Eisenhammer y Reese Ewing. Editado en español por Carlos Aliaga)