A FONDO-Donaciones de campaña diferencian a ganadores y perdedores en elección de Brasil

miércoles 24 de septiembre de 2014 13:45 GYT
 

Por Silvio Cascione y Brad Haynes

BRASILIA/SAO PAULO, 24 sep (Reuters) - Los mercados financieros brasileños repuntaron cuando la ambientalista Marina Silva empezó a aventajar a la presidenta Dilma Rousseff en los sondeos para las elecciones de octubre, aunque las donaciones políticas muestran que muchas compañías miran de reojo a una eventual nueva administración.

Las propuestas favorables al mercado de Silva prometen un alivio para la gigante Petrobras, plantas de etanol y bancos privados. Pero también podrían causar dolores de cabeza para una serie de firmas que enfrentan una competencia más dura, mayores costos de endeudamiento y tal vez hasta más impuestos, en especial en las industrias de energía y automóviles.

La recaudación de fondos para la política refleja la división entre potenciales ganadores y perdedores, con la vasta mayoría de las donaciones para la presidenta en ejercicio, reflejo de los poderosos intereses empresariales cómodos con el status quo que representa Rousseff.

Los flujos hacia la bolsa de valores de Brasil han ido en la dirección opuesta, generando un alza en las acciones de compañías que se beneficiarían de una presidencia de Silva y llevando al Bovespa a un alza de hasta un 11 por ciento en el momento en que la contendora subió en las encuestas.

"Ahora en la comunidad inversora estamos enfocados en sacar a Dilma del cargo, pero una vez que Silva esté en el poder es un panorama diferente", dijo Aryam Vazquez, un economista senior con la consultora de inversiones Oxford Economics.

Rousseff ha captado la mayoría de las donaciones de firmas de construcción y agronegocios como la constructora OAS y el frigorífico JBS.

Grandes nombres en el sector financiero y del etanol, como Santander Brasil y Copersucar, han dado su respaldo a Silva, según datos de la campaña publicados este mes por la corte electoral de país.

Rousseff y los comités nacionales de su Partido de los Trabajadores recaudaron más de 185 millones de reales (79 millones de dólares), o unos dos tercios de las donaciones políticas de los tres candidatos presidenciales principales.   Continuación...