24 de septiembre de 2014 / 0:17 / hace 3 años

Noruega otorgará a Perú 300 mln dlrs para reducción de emisiones en selva amazónica

3 MIN. DE LECTURA

23 sep (Reuters) - Noruega planea otorgar unos 300 millones de dólares para apoyar un programa en Perú de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan la destrucción de la amazonía, la cuarta mayor selva tropical del mundo, anunciaron el martes autoridades de ambos países.

Noruega se comprometió a recompensar proyectos que disminuyan emisiones comprobadas de gases, que tengan éxito en reducir la deforestación y por consiguiente rebajen la cantidad de dióxido de carbono que está siendo emitida actualmente.

Ambos países anunciaron el programa durante la cumbre del cambio climático realizada en Nueva York.

Este es uno de los mayores acuerdos hasta ahora basados en pagos por resultados de proyectos que reduzcan la deforestación.

El convenio durará hasta el 2021 y contempla pagos por reducciones de emisiones que está previsto que comiencen en el 2017.

En acuerdos para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, el país donante normalmente mide la cantidad de emisiones disminuidas en toneladas de dióxido de carbono y fija un precio por tonelada.

El país receptor es entonces autorizado a recibir los pagos, que usualmente distribuye a los dueños de las tierras que trabajan en los proyectos para detener la deforestación.

Las autoridades no dieron detalles sobre la cantidad de reducciones de emisiones que serían incluidas en el convenio o el precio que sería pagado por toneladas de dióxido de carbono.

Muchos gobiernos, organizaciones multilaterales y expertos del clima consideran cruciales las recompensas financieras para mantener en pie la selva tropical y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la deforestación.

El presidente peruano, Ollanta Humala, dijo durante el anuncio del acuerdo que el programa representa un "reto significativo".

Perú pierde unas 100.000 hectáreas de bosque cada año debido a la conversión de tierras para la agricultura y la minería.

El país sudamericano mantiene todavía unas 68 millones de hectáreas de bosques, la mayoría en la región amazónica vecina a Brasil, que es rica en biodiversidad y recursos naturales.

Los gases de efecto invernadero por la destrucción de las selvas del mundo representan el 15 por ciento del total de emisiones globales, o más que los gases emitidos en todo el sector de transporte.

Alemania y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también forman parte del acuerdo, dando asistencia técnica y financiando la organización institucional.

En el convenio, Perú acordó incluir 2 millones de hectáreas de áreas controladas por comunidades indígenas en el sistema de pagos.

Noruega es además el donante principal del Fondo Amazónico, una iniciativa de 1.000 millones de dólares para luchar contra la deforestación manejada por el banco de desarrollo brasileño BNDES.

Reporte de Marcelo Texeira; traducido por Teresa Céspedes en Lima; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below