Precio de la gasolina mundial por debajo del nivel de Brasil por primera vez en 4 años

martes 14 de octubre de 2014 17:35 GYT
 

RÍO DE JANEIRO, 14 oct (Reuters) - El precio de la gasolina en el mercado internacional cayó por debajo de la tarifa del combustible a nivel doméstico en Brasil por primera vez en casi cuatro años, una situación que debería reducir las pérdidas en importaciones en la división de refinado de la compañía petrolera estatal Petrobras, indicó Credit Suisse en un informe.

El precio internacional de la gasolina estaba un 1 por ciento por debajo del precio en Brasil el 13 de octubre, según informó en una nota a los inversores el equipo económico con sede en Sao Paulo del banco de inversión suizo.

Los precios futuros sugieren que el descuento en las importaciones aumentará en cerca del 4 por ciento en diciembre si la tasa de cambio entre el dólar y el real permanece constante, afirmó el documento.

Este panorama podría revertirse, encareciendo en un 4 por ciento la gasolina importada en relación con la local si el real se debilita hasta los 2,60 frente al dólar desde los 2,39 reales actuales.

Entre enero y septiembre, la gasolina internacional costó en promedio un 17,3 por ciento más que el combustible brasileño. La última vez que los precios internacionales estaban por debajo de los locales fue a finales de 2010, según una presentación previa de Petrobras.

La brecha entre estos precios contribuyó a que Petróleo Brasileiro SA, el nombre oficial de Petrobras, acumulara pérdidas por 8.690 millones de reales (3.640 millones de dólares) en la primera mitad de 2014.

Incapaz de cubrir todas las necesidades domésticas de combustible con una docena de refinerías locales, Petrobras ha tenido que completar el resto con importaciones.

Pese a todo, el Gobierno no ha permitido a Petrobras subir los precios del combustible a nivel doméstico en línea con las tarifas internacionales, obligando a la compañía a vender las importaciones en casa a pérdida.

El Gobierno ha mantenido estables los precios del combustible al por mayor en Brasil en un esfuerzo por controlar la inflación, que subió en septiembre al 6,75 por ciento, por encima del límite del 6,5 por ciento fijado como objetivo por el banco central.

El diésel, el combustible más importante para los vehículos en Brasil, seguía un 5 por ciento más caro fuera del país que dentro, según indicó la nota de Credit Suisse. (Reporte de Jeb Blount; editado en español por Carlos Serrano)