Venezuela compra dos cargamentos de crudo ruso para procesar en Curazao: fuentes

viernes 17 de octubre de 2014 15:32 GYT
 

Por Marianna Párraga

HOUSTON, 17 oct (Reuters) - La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) compró dos cargamentos de crudo ruso liviano Ural a una unidad de Petrochina, que los despachará a partir de principios de noviembre a la refinería Isla manejada por la venezolana en Curazao, dijeron operadores a Reuters.

Los envíos, de aproximadamente 1 millón de barriles cada uno, se convertirán en la segunda importación de crudo que hace Venezuela en su historia, tras firmar recientemente un contrato de suministro con la empresa estatal argelina Sonatrach para comprar crudo liviano Saharan Blend.

El crudo argelino que PDVSA recibirá a partir de este mes en su terminal de Jose será utilizado para diluir el crudo extra pesado que la petrolera estatal extrae de la Faja del Orinoco.

"El crudo ruso será procesado en la refinería Isla principalmente para producir lubricantes, pero no se ha firmado un contrato de suministro, así que PDVSA puede comprar otros tipos de crudo en el futuro", dijo el viernes una de las fuentes conocedoras del acuerdo.

En medio de una caída en el volumen de producción y exportación de PDVSA, la compañía venezolana se ha quedado sin suficientes crudos livianos para mezclar con el extrapesado que produce en el Orinoco, la principal área de extracción petrolera del país socio de la OPEP.

Ural es un crudo ligero de 31 grados API de densidad con hasta 1,35 por ciento de azufre y que se utiliza como marcador referencial de las exportaciones rusas.

Con las mayores reservas de crudo del mundo, la decisión de Venezuela de recurrir a importaciones de crudo para mejorar la calidad de su petróleo de exportación ha sido altamente controversial en el país sudamericano.

PDVSA busca, además, generar ahorros al reemplazar las costosas compras de nafta en el mercado abierto con la importación de crudos livianos para formular mezclas de crudo que pueden ser vendidas a precios más altos.   Continuación...