22 de octubre de 2014 / 19:44 / hace 3 años

BREAKINGVIEWS-Neves ofrece reformas en Brasil sin tener influencia suficiente

3 MIN. DE LECTURA

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Martin Hutchinson

NUEVA YORK, 22 oct (Reuters Breakingviews) - El candidato a la presidencia de Brasil, Aécio Neves, está ofreciendo reformas sin tener la fuerza suficiente.

Una ambiciosa agenda que promueve el candidato de centro y favorito de los mercados le ha permitido competir de igual a igual con la presidenta Dilma Rousseff.

Pero sin más aliados en el Congreso brasileño, los programas de Neves para reducir los déficits, desacelerar las alzas salariales y subir los precios de los combustibles luce poco realista.

Neves cuenta con las credenciales de un candidato creíble. Su abuelo fue el presidente electo Tancredo Neves, un centrista que murió en 1984 antes de asumir el cargo.

Su grupo político, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), impulsó una agenda económica sólida bajo el liderazgo del ex presidente Fernando Cardoso.

Y el mismo Neves fue en general sensato, amistoso al sector de negocios, como gobernador del estado de Minas Gerais entre el 2002 y el 2010 -pese al derroche de fondos para la construcción de la Cidade Administrativa Presidente Tancredo Neves, el complejo de edificios que alojan a la sede oficial del Gobierno.

Neves afirma que si es elegido presidente reducirá la demanda de Brasil por financiamiento, con un mayor superávit presupuestario primario, antes del pago de intereses. También promete no reducir los servicios sociales, aunque aboga por alzas salariales menores que el promedio de 9,3 por ciento en cada uno de los últimos cinco años.

Eso, afirma Neves, ayudará a controlar los pagos de la seguridad social, los sueldos del sector público y otros gastos asociados al salario mínimo.

Finalmente, Neves dice que quiere fortalecer el impuesto a la gasolina, el cual, aunque ya es elevado, es menos oneroso debido al uso masivo del etanol como combustible.

Pese a que en algún momento de la carrera presidencial llevaba una gran desventaja, Neves ahora está prácticamente empatado con Rousseff, aunque los sondeos muestran que la mandataria ha sacado una leve ventaja en los últimos días.

Pero aun si gana la segunda vuelta el 26 de octubre, gobernar va a ser un desafío enorme.

El Congreso brasileño está dominado por una coalición del PT, que tiene 304 de un total de 513 escaños, según los resultados provisionales de la elección del 5 de octubre.

El PSDB de Neves controla apenas 128 puestos. Pero podría tener cierta tranquilidad al saber que las cosas podrían cambiar, considerando que en el Congreso están representados 28 partidos políticos y que el Partido de los Trabajadores sólo tiene 70 asientos.

Pero incluso en el mejor de los escenarios, el retador a la presidencia -y sus planes para una austeridad moderada- enfrentarán una situación política compleja.

Mantener estable a la economía brasileña podría ser lo más a lo que podría aspirar Neves. (Editado en español por Janisse Huambachano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below