ACTUALIZA 1-Gobierno chileno da espaldarazo a polémica hidroeléctrica Alto Maipo

miércoles 22 de octubre de 2014 11:47 GYT
 

(Agrega detalles, contexto)

SANTIAGO, 22 oct (Reuters) - El Gobierno chileno manifestó por primera vez el miércoles un fuerte respaldo a la construcción de la polémica hidroeléctrica Alto Maipo, en los alrededores de la capital, argumentando que ha cumplido con la normativa legal y que ayudará a bajar los precios de la energía.

El proyecto de 531 megavatios, que asocia a la generadora AES Gener con Antofagasta Minerals, enfrenta una fuerte oposición de parte de ambientalistas y comunidades que denuncian que la central afectará la disponibilidad de agua en la zona.

"Este proyecto es fundamental para el desarrollo energético tanto por el aporte de energía que entregará al sistema como porque sustenta una tecnología que ayudará a bajar los precios", dijo el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, en un discurso ante empresarios.

El funcionario recordó que la central recibió su permiso ambiental en 2009, así como el visto bueno de la Dirección General de Aguas en 2011, en una señal que apunta a dinamizar una agenda energética anunciada por el Gobierno hace unos meses.

"En Chile las reglas tienen que ser claras, la institucionalidad debe funcionar y los proyectos que cumplan con la institucionalidad se van a implementar", subrayó.

Arenas dijo que el proyecto "debe construirse" para que inicie en el plazo estipulado que, según el cronograma de la empresa, estará en operación entre 2018 y 2019.

El apoyo a Alto Maipo se enmarca en un plan del Gobierno para destrabar proyectos entrampados por problemas de gestión pública, en momentos en que la economía enfrenta una desaceleración mayor a la esperada, en parte por una caída en la inversión.

Arenas adelantó que a fin de mes un comité de ministros del área económica entregará a la presidenta, Michelle Bachelet, un informe con las medidas que debe adoptar el Gobierno para materializar los proyectos. (Reporte de Felipe Iturrieta. Escrito por Fabián Andrés Cambero. Editado por Javier López de Lérida)