Colombiano Grupo Argos donará tierra a campesinos para período posterior a firma de paz

jueves 23 de octubre de 2014 15:50 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 23 oct (Reuters) - El holding Grupo Argos dijo el jueves que entregará casi 7.000 hectáreas de tierras en el norte de Colombia, para que sean cultivadas por campesinos pobres tras una eventual firma de la paz con la guerrilla, en medio de la incertidumbre generada por una ley de restitución de terrenos a víctimas del conflicto.

Las leyes sobre cómo indemnizar a las víctimas del conflicto de más de cinco décadas, así como un acuerdo parcial sobre la tenencia de tierras en las negociaciones entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno, han generado incertidumbre entre los empresarios.

El presidente de Grupo Argos, José Alberto Vélez, admitió que la cesión de tierras se realizará, en parte, porque existe la posibilidad de que sean reclamadas en el futuro por antiguos propietarios desplazados por grupos ilegales armados en medio del conflicto.

Las tierras donadas están ubicadas en Montes de María, una región del norte del país azotada durante años por disputas territoriales entre guerrilleros izquierdistas y paramilitares de ultraderecha, que cometieron varias masacres y provocaron el desplazamiento de miles de personas.

"Adquirimos las tierras con todas las de la ley, tratando de seguir las recomendaciones (...) tanto del gobierno del ex presidente Uribe como el gobierno del presidente Santos, que habían propuesto a los inversionistas para que llegaran a la zona de los Montes de María a invertir para generar desarrollo, progreso, empleo", dijo Vélez a la radio local.

"Sin embargo, después viene la ley de víctimas y aparece la posibilidad de que existan reclamantes de tierras a los cuales nosotros no les compramos, pero que posiblemente vendieron sus tierras hace unos años, desplazados por la violencia o presionados por los grupos paramilitares, guerrilleros, etcétera", agregó.

El Congreso colombiano aprobó en el 2011 una ley para indemnizar a las víctimas del conflicto armado interno y devolver las tierras de quienes fueros expulsados por los grupos ilegales desde 1985.

Pero la ley, que tendrá vigencia hasta el 2021, al mismo tiempo se convirtió en un foco de incertidumbre entre los inversionistas en el sector agroindustrial, debido a la alta posibilidad de reclamos por algunos de los más de cinco millones de desplazados que ha dejado el conflicto.   Continuación...