SONDEO-Mujeres latinoamericanas, disgustadas por el acoso sexual en el transporte público

miércoles 29 de octubre de 2014 08:01 GYT
 

Por Anastasia Moloney

BOGOTÁ, 29 oct (Fundación Thomson Reuters) - Cuando Beatriz Rodríguez parte de su casa en la madrugada hacia el trabajo en Bogotá, se mentaliza para los 40 minutos de apretujones que significan entrar en la estación de autobuses, abordar un micro y luego enfrentar los peligros del viaje.

"El transporte público es una pesadilla. Roban los teléfonos celulares con frecuencia y usted puede ser víctima de acoso como lo he sido yo", dijo Rodríguez, una empleada doméstica de 26 años que lamenta que la mayoría de la gente mira para otro lado y las agresiones no suelen ser castigadas.

"Al principio pensé que lo que sentía en mi espalda era una bolsa, pero cuando me di la vuelta, me di cuenta de que era un hombre frotándose y masturbándose contra mí. Es asqueroso tener que enfrentar esto en el camino al trabajo", agregó.

Rodríguez no es la única alarmada por la falta de seguridad para viajar en la capital colombiana.

Muchas mujeres se hacen eco de sus preocupaciones en Bogotá, que tiene un sistema de transporte que fue calificado como el más peligroso para las usuarias en una encuesta de la Fundación Thomson Reuters entre 15 de las capitales más grandes del mundo, incluida Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos.

Bogotá y otras dos ciudades latinoamericanas -Ciudad de México y Lima- fueron las tres capitales con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres en el sondeo entre más de 6.550 mujeres y especialistas en género y en urbanismo.

Nueva Delhi, en la India, ocupó el cuarto lugar seguido de Yakarta y después por Buenos Aires. Nueva York fue considerada como la ciudad con el transporte más seguro para las mujeres, seguida de Tokio.

La historia de Rodríguez se repite en América Latina, una región conocida por su cultura machista y los altos niveles de violencia contra las mujeres, a pesar del consenso de que un transporte seguro es clave para que ellas vayan al trabajo, a la escuela y disfruten de su libertad económica.   Continuación...