BREAKINGVIEWS-Los baches no frenarán el prodigio económico chileno

lunes 10 de noviembre de 2014 17:05 GYT
 

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son propias)

Por Martin Hutchinson

NUEVA YORK, 10 nov (Reuters) - El prodigio económico chileno pasa por un bache, pero no se frenará. Los precios al consumidor, que se publicaron el viernes, mostraron un aceleración de la inflación a un 5,7 por ciento durante el último año, mientras que el crecimiento ha caído.

Una baja de los precios de las materias primas ha coincidido con una mal programada alza de impuestos. Pero, aún así, Chile destaca entre sus vecinos como un oasis de transparencia y buena administración. La pausa del crecimiento no debería de durar.

La inflación en Chile tiene mucho que ver con el alza de impuestos propuesta por la presidenta Michelle Bachelet y aprobada por el Congreso, la que incluye un aumento del 16 por ciento de los precios de los cigarrillos y de un 12 por ciento de las bebidas gaseosas.

Era inevitable que esos incrementos pasaran a las cifras de inflación. Pero incluso sin ellos la inflación reportada sigue siendo preocupantemente alta frente a una meta en un rango de un 2 a un 4 por ciento y una tasa de interés del 3 por ciento, lo que provoca que las tasas de interés reales sean fuertemente negativas.

Los incrementos de impuestos de Bachelet coinciden con una baja de los precios de las materias primas, lo cual es fuertemente deflacionario para una economía fuertemente dependiente de los recursos naturales.

El precio del cobre, la principal exportación de Chile, ha caído cerca de un 10 por ciento en 2014, por ejemplo. Un retiro de 500 millones de dólares del fondo de estabilización de 15.000 millones de dólares del país en el segundo trimestre compensó parcialmente la situación.

Aún así, el crecimiento de 2014 proyectado por el Banco Central es sólo de alrededor de un 2 por ciento. En este contexto, los incrementos de impuestos de Bachelet de cerca de un 3 por ciento del PIB para financiar la educación se dejarán sentir.

Chile destaca en América Latina como un faro de transparencias para la inversión extranjera, pese a que han habido disputas. Por ejemplo, el congelamiento en 2013 de la mina Pascua Lama de Barrick Gold, con una inversión de 8.500 millones de dólares, por asuntos de agua aún tiene que resolverse. Sin embargo, el ambiente de negocios sigue siendo favorable, los impuestos son relativamente bajos, el Gobierno no es corrupto y los recursos minerales aún son atractivos.

A menos que haya un colapso de los precios de los minerales, las fortalezas de Chile en el largo plazo siguen ahí y su economía debería de volver pronto a una senda de crecimiento bastante buena. (Editado en español por Javier López de Lérida)