Argentina, conforme con mención a reestructuración deudas soberanas en comunicado de G-20

domingo 16 de noviembre de 2014 10:56 GYT
 

BUENOS AIRES, 16 nov (Reuters) - El ministro de Economía de Argentina dijo el domingo que el Gobierno está muy conforme con que el comunicado final de la cumbre del G-20 en Australia aborde el tema de las reestructuraciones de deudas soberanas, en un video transmitido por el canal de Youtube de la Casa Rosada.

La inclusión de las reestructuraciones en el documento se da en momentos en que Argentina mantiene un fuerte conflicto con tenedores de deuda impaga de la nación, luego que un juez estadounidense ordenó al país a pagarles, a pesar de que no aceptaron los canjes que había ofrecido Argentina.

El ministro Axel Kicillof participó en la cumbre del G-20 en Brisbane, en reemplazo de la presidenta Cristina Fernández, que permaneció en el país austral para continuar un tratamiento por un cuadro de sigmoiditis.

"Estamos tremendamente conformes porque (...) por primera vez en la historia del G-20 la cuestión de las reestructuraciones de deudas soberanas fue planteada en el comunicado general", dijo Kicillof en una entrevista transmitida por el canal de Youtube del Gobierno argentino.(bit.ly/1sXJ2NR)

Según el ministro, el comunicado aborda el tema de las deudas soberanas e incluye un anexo que da "instrucciones a los ministros de Economía y a los presidentes de los bancos centrales de todos los países del G-20 para que trabajen el tema de los litigios por deudas soberanas y aporten una recomendación al respecto".

"Nos vamos con la satisfacción de haber (...) hecho abierta y claramente la denuncia del accionar de los 'fondos buitres' (como Argentina califica a los tenedores de deuda no reestructurada), algo que consideramos que debe ser también tomado políticamente por los líderes de los países", señaló.

Argentina cayó técnicamente en una cesación de pago a fin de julio, tras negarse a acatar la orden del juez de distrito estadounidense Thomas Griesa de pagar 1.330 millones de dólares más intereses a los acreedores que no participaron en sus canjes de deuda en 2005 y 2010, conocidos como 'holdouts', argumentando que si lo hacía se arriesgaba a multimillonarias demandas.

A inicios de octubre, el Fondo Monetario Internacional había instado a revisar cómo deberían estructurarse las emisiones de bonos soberanos, para evitar que futuras renegociaciones de deuda puedan derivar en batallas legales como la que enfrenta Argentina.

Griesa bloqueó los pagos que Argentina hizo a los acreedores que aceptaron las reestructuraciones de deuda, que aún no logran cobrar el dinero depositado por el país en el Bank of New York Mellon. (Reporte de Maximilian Heath; Editado por Javier López de Lérida)