Oposición brasileña culpa a Rousseff por corrupción en Petrobras

martes 18 de noviembre de 2014 09:47 GYT
 

Por Brian Winter

SAO PAULO, 18 nov (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es políticamente responsable por el escándalo de lavado de dinero y sobornos que afecta a la estatal Petróleo Brasileiro SA, aunque lo más probable es que no estuvo lo suficientemente implicada como para justificar un juicio político, dijo el principal líder opositor en el Senado.

Aloysio Nunes, del centrista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), dijo el lunes en un discurso ante el Senado que no está claro si Rousseff, reelegida presidenta el 26 de octubre, conocía la supuesta corrupción.

Los fiscales aseguran que Petrobras, como es conocida la compañía, pagó sistemáticamente sobreprecios por activos y por servicios de contratistas.

Los fondos excedentes habrían sido canalizados de manera ilegal hacia partidos políticos, incluido el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

Petrobras retrasó el reporte de sus resultados del tercer trimestre para investigar las acusaciones, que provocaron la caída de sus acciones.

Rousseff fue presidenta del consejo directivo de la compañía desde 2003 a 2010, periodo en el que ocurrió gran parte de las presuntas prácticas de corrupción. No obstante, la mandataria niega haber tenido conocimiento de los delitos.

"¿Es posible que realmente no supiera nada, que no fuera capaz de activar mecanismos de control en Petrobras?", preguntó Nunes en su discurso.

"Tuvo todas (...) las oportunidades para saber qué estaba pasando (...) pero no lo hizo. Así que es responsable", afirmó.   Continuación...