HSBC ve mejora en riesgo de Brasil y beneficios cuando Rousseff ajuste sus políticas

viernes 21 de noviembre de 2014 10:16 GYT
 

Por Guillermo Parra-Bernal

SAO PAULO, 21 nov (Reuters) - Estrategas de HSBC Securities están recomendando a los inversores que tomen un riesgo adicional en Brasil, ya que hay señales de que la presidenta, Dilma Rousseff, adoptará en su segundo mandato ajustes graduales en sus políticas más amigables con los mercados.

En una nota distribuida a sus clientes en la noche del jueves, un equipo de estrategas de HSBC encabezado por Ben Laidler dijo que el balance entre riesgo y recompensa en el mercado accionario brasileño -que se hundió cerca de un 30 por ciento frente a sus máximos de este año-, mejoró por las señales tempranas de que Rousseff podría afinar algunas de las políticas económicas que aplicó en su primer mandato.

Laidler estima que el índice accionario MSCI Brasil podría subir hasta un 16 por ciento, por encima de la previsión anterior de un avance del 6 por ciento.

Reconoció, no obstante, que los riesgos a la baja de los indicadores macroecónomicos y de ganancias siguen siendo importantes.

"Desde una perspectiva de estrategia para las acciones, somos constructivos contra el consenso general acerca del ambiente de las políticas del Gobierno de Rousseff en su segundo mandato, y seguimos creyendo que Brasil es un caso relativamente 'fácil' de estabilización de su política fiscal y monetaria", indicó.

El informe llega cuando la mayoría de los analistas está pidiendo precaución con Brasil, citando los crecientes déficits del país, su persistente estancamiento económico e inflación, y el aumento de la agitación política, que podría complicar el segundo mandato de Rousseff.

El MSCI Brasil ha perdido valor cada año desde que Rousseff llegó al cargo en el 2011.

El punto de vista de Laidler fue respaldado por el inesperado incremento por parte del banco central de su tasa de interés Selic y la reducción de su intervención monetaria, al igual que un reciente aumento del precio de los combustibles en las refinerías.

La nota indicó, no obstante, que el nombramiento de un nuevo ministro de Hacienda debería "fijar el tono para la administración".

(Editado en español por Carlos Serrano. LEA)