21 de noviembre de 2014 / 20:33 / hace 3 años

México y Centroamérica celebran reforma a sistema de inmigración de EEUU

4 MIN. DE LECTURA

MÉXICO DF, 21 nov (Reuters) - México y varios países de Centroamérica celebraron la reforma al sistema de inmigración anunciada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que eliminará la amenaza de deportación a casi cinco millones de inmigrantes indocumentados.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, alabó a su par estadounidense por el decreto que calificó como "un acto de estricta justicia, que valora las grandes aportaciones de millones de mexicanos al desarrollo del país vecino".

Algunas organizaciones calculan que en Estados Unidos hay unos seis millones de mexicanos indocumentados.

"Estas medidas son de alivio para migrantes, especialmente de origen mexicano. Son las más importantes que se han tomado en varias décadas, prácticamente en los últimos 30 años y quienes se verán beneficiados son migrantes de origen mexicano que llevan años ya de vivir en Estados Unidos y son (...) la mayor parte de quienes recibirán este beneficio", agregó Peña.

Con 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, el plan de Obama permitiría que unos 4,4 millones de personas que son padres de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales permanezcan en el país de manera temporal, sin la amenaza de deportación.

El Gobierno de Honduras, país de dónde miles de personas agobiadas por la pobreza y la violencia han salido y buscan hacerlo hacia Estados Unidos, dijo que la reforma migratoria estadounidense "es un gran paso en la dirección correcta".

"En ese sentido exhortamos al Congreso a que resuelva en forma permanente esa situación irregular aprobando una profunda reforma migratoria", dijo en un comunicado la casa de Gobierno. Más de un millón de hondureños viven en Estados Unidos, en su mayoría ilegalmente.

"Esta decisión haría más fuerte a Estados Unidos y enviaría un poderoso mensaje de solidaridad con Latinoamérica y que Washington está realmente interesado en hacer más fuerte las ya estrechas relaciones que se mantienen", agregó.

Por su parte, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, celebró la reforma, que sostuvo que favorece a unos 100,000 guatemaltecos.

El Salvador manifestó su complacencia por las medidas y reiteró que "el gobierno salvadoreño seguirá haciendo votos para que sea aprobada en el Congreso estadounidense una reforma migratoria integral, con la que se dé una solución de carácter permanente a nuestros connacionales".

La medida anunciada favorece a quienes hayan ingresado a los Estados Unidos antes del 1 de enero de 2010 y comprende la ampliación de la Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) para padres de jóvenes que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales, otorgándoles un permiso temporal de trabajo que evita su deportación.

No obstante, para ser favorecidas las personas no pueden tener antecedentes delictivos y deben cumplir con sus obligaciones tributarias. Además, beneficiará a los jóvenes que, siempre antes de 2010, ingresaron al país aún siendo niños o niñas. (Reporte de Ana Isabel Martínez en México; Gustavo Palencia en Honduras; Nelson Rentería en El Salvador y Sofía Menchú en Guatemala; Editado por Adriana Barrera)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below