Ataques de guerrilla paralizan bombeo de crudo por oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas

viernes 28 de noviembre de 2014 12:36 GYT
 

BOGOTÁ, 28 nov (Reuters) - El bombeo de petróleo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los más importantes de Colombia, está paralizado a consecuencia de dos ataques con explosivos atribuidos a la guerrilla izquierdista, informaron el viernes fuentes militares y de la estatal Ecopetrol.

El primer ataque ocurrió el miércoles cerca al municipio de Cubará, en el departamento de Boyacá, mientras que el viernes otra explosión rompió el ducto cerca al pueblo de Arauquita, en el departamento de Arauca, dijo un oficial del ejército.

La tubería de 780 kilómetros de largo tiene capacidad para transportar unos 220.000 barriles por día (bpd), pero en promedio moviliza unos 80.000 bpd de crudo hasta el puerto de Coveñas, en el Mar Caribe, para su exportación.

La fuente de la petrolera estatal Ecopetrol, que confirmó la paralización del bombeo debido a los ataques, se abstuvo de dar una estimación precisa de cuándo el ducto podría reiniciar su operación.

El Caño Limón-Coveñas ha sido blanco de varios ataques en lo que va del año, algunos de los cuales obligaron a la estadounidense Occidental a suspender las operaciones en los campos Caño Limón y Caricare, en el departamento de Arauca.

El bombeo por el oleoducto estuvo paralizado este año dos meses después de una serie de ataques de la guerrilla y de la protesta de una comunidad indígena que se oponía a la reparación de un tramo de la tubería.

La tubería atraviesa una conflictiva zona con fuerte presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia(FARC) y el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Colombia es el cuarto mayor productor latinoamericano de crudo. El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones del país y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías.

En el 2013 se reportaron 259 ataques de la guerrilla contra los oleoductos colombianos, la mayor cifra en más de una década, lo que provocó una reducción del bombeo y de la exploración.

Aunque desde hace dos años las FARC mantienen en Cuba una negociación de paz con el Gobierno para terminar con un conflicto, la confrontación se mantiene. (Reporte de Luis Jaime Acosta y Peter Murphy, editado por Gabriela Donoso)