TEXTO-Banco Central de Colombia deja estable en 4,5 pct tasa de intervención, fija meta inflación para 2015

viernes 28 de noviembre de 2014 13:56 GYT
 

BOGOTÁ, 28 nov (Reuters) - El Banco Central de Colombia
mantuvo el viernes inalterada su tasa de interés de referencia
en 4,5 por ciento, una decisión en línea con lo esperado por el
mercado, mientras que fijó en un 3 por ciento su meta puntual de
inflación para el 2015.
    El siguiente es el comunicado del organismo emisor:
    
"La Junta Directiva del Banco de la República ratificó su
compromiso con la estabilidad de precios al establecer la meta
de inflación para 2015 en 3 por ciento, con un rango de ± 1
punto porcentual. La Junta reitera que las acciones de política
monetaria continuarán dirigidas para que la inflación se
mantenga alrededor del 3 por ciento y comunica que dicho valor
debe ser usado para efectos legales. Una inflación baja y
estable es la mejor contribución que puede hacer la política
monetaria al crecimiento sostenible del producto y del empleo.
     
En su sesión de hoy también decidió mantener la tasa de interés
de intervención en 4,5 por ciento. En esta decisión, la Junta
tomó en consideración principalmente los siguientes aspectos:
     
 La nueva información de actividad económica para el tercer
trimestre de 2014 ratificó el débil crecimiento mundial. Se
espera que la demanda externa continúe impulsada principalmente
por la economía de los Estados Unidos, mientras que para la zona
del euro se proyecta un bajo dinamismo. China continuaría con
una desaceleración moderada y algunos países socios de la región
seguirían creciendo a tasas menores que sus promedios de años
recientes.
     
 Las primas de riesgo de varios países emergentes continúan
mostrando un lento deterioro y sus monedas siguen depreciándose
frente al dólar. Lo anterior, en un entorno de desaceleración de
sus economías y de un descenso de los precios de los bienes
básicos que algunas de ellas exportan.
     
 El precio internacional del petróleo volvió a caer y se
mantiene por debajo del pronóstico del equipo técnico para 2014
y 2015. Esto ha implicado un deterioro de los términos de
intercambio del país, a pesar de que las cotizaciones
internacionales del café continúan altas. La caída en los
términos de intercambio se traduce en un deterioro en el ingreso
nacional.
     
 En Colombia, los indicadores más recientes de oferta y demanda
sugieren que en el segundo semestre de 2014 el PIB crecería a
buen ritmo, aunque a una tasa menor que la registrada en la
primera mitad del año. El principal impulso provendría de la
demanda interna, mientras que la balanza comercial tendría un
aporte negativo al crecimiento. Con la nueva información, el
equipo técnico mantuvo su proyección de crecimiento para 2014,
entre 4,5 por ciento y 5,5 por ciento, con 5 por ciento, como
cifra más probable.
        
 En octubre el crédito bancario volvió a registrar un menor
ritmo de aumento anual, aunque a una tasa superior que el
crecimiento del PIB nominal estimado para el presente año. La
menor dinámica la presentó el crédito a las empresas, mientras
que el dirigido a los hogares (consumo e hipotecario) se
aceleró. Todo ello en un contexto de débil transmisión de los
aumentos de la tasa de interés de referencia hacia las tasas de
interés de los préstamos.
     
 En octubre la inflación anual se incrementó y se situó 3,29
por ciento, en línea con lo esperado por el equipo técnico.
Parte de dicha aceleración se explicó por un incremento en los
precios de los alimentos, el cual se espera sea transitorio. El
promedio de los cuatro indicadores de inflación básica se situó
en 2,76 por ciento.
     
 Las expectativas de inflación de los analistas y las
implícitas en los papeles de deuda pública permanecen estables y
cerca del 3 por ciento.
     
En resumen, la demanda agregada continúa mostrando un fuerte
crecimiento en un contexto cercano a la plena utilización de la
capacidad productiva. Al mismo tiempo, las expectativas de
inflación se mantienen cerca del 3 por ciento. Lo anterior se
presenta en un entorno de deterioro de los términos de
intercambio y de creciente incertidumbre sobre la recuperación
de la actividad económica mundial y el costo del financiamiento
externo, factores que pueden incidir en la demanda agregada y en
la tasa de cambio. Hecha la evaluación del balance de riesgos,
la Junta Directiva consideró apropiado mantener inalterada la
tasa de interés de referencia.
    
La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo del
comportamiento y proyecciones de la actividad económica e
inflación en el país, de los mercados de activos y de la
situación internacional. Finalmente, reitera que la política
monetaria dependerá de la información disponible".

 (Reporte de Luis Jaime Acosta)