Miles de personas protestan contra Gobierno de Brasil en ciudades de todo el país

domingo 15 de marzo de 2015 14:38 GYT
 

BRASILIA/RÍO DE JANEIRO, 15 mar (Reuters) - Miles de personas protestaban el domingo en las calles de diversas ciudades de Brasil contra el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, en manifestaciones convocadas a través de las redes sociales.

El mayor número se congregaba en Sao Paulo, donde las autoridades estimaban unas 240.000 personas concentradas en la principal avenida de la ciudad.

Vestidos con los colores de la bandera de Brasil, los manifestantes reclaman principalmente por la corrupción, en medio de un escándalo que involucra a la gigante petrolera Petrobras, y por los problemas económicos del país.

Las protestas se realizan de manera pacífica, al contrario de las manifestaciones de junio del 2013, cuando se registraron actos de vandalismo y enfrentamientos entre policías y los asistentes.

La mayoría de los organizadores promueven un proceso de destitución contra la presidenta, argumentando una presunta corrupción del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), el escándalo en Petrobras y los altos costos derivados de impuestos, entre otras cosas.

En Brasilia, cerca de 45.000 personas acudían a la Explanada de los Ministerios y frente al Congreso Nacional, según informaciones de la Policía Militar, que el domingo movilizó a 1.600 efectivos.

En la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, más de 15.000 personas se reunían para protestar, según la Policía Militar, en tanto, los organizadores estimaban que la cifra de manifestantes alcanzaba los 30.000.

"Los brasileños se tienen que manifestar realmente y no se pueden callar frente a estos escándalos y robos que vemos en Brasil", dijo la comerciante Márcia Santos, quien lucía una camisa verde y amarilla. Muchos de los manifestantes llevaban letreros con lemas contra el Gobierno o el PT.

Según la policía, cerca de 5.000 personas acudían a las protestas en Salvador, 3.500 se manifestaron en Recife, 10.000 en Fortaleza y 5.000 en Manaos.

"El pueblo se siente traicionado", dijo el publicista Diogo Ortiz, de 32 años, refiriéndose al escándalo en Petrobras como una "vergüenza nacional e internacional".

"Yo quiero un proceso de destitución ahora", agregó, admitiendo que las opciones son pocas y que las protestas del domingo podrían convertirse en un evento aislado y sin resultados efectivos. (Reporte de Maria Carolina Marcello y Leonardo Goy en Brasília, Rodrigo Viga Gaier y Caio Saad en Río de JaneiroCaroline Stauffer en Sao Paulo. Editado en Español por Ricardo Figueroa)