Colombia dejaría de recibir 150 mln dlr al año por restricción en operación de tren carbonero

martes 17 de marzo de 2015 16:55 GYT
 

BOGOTÁ, 17 mar (Reuters) - Colombia dejaría de recibir unos 150 millones de dólares anuales en impuestos y regalías de mantenerse la restricción nocturna para la operación del principal tren carbonero del país que ordenó una corte por contaminación auditiva, dijo el martes el ministro de Minas y Energía, Tomás González.

La Corte Constitucional ordenó suspender desde enero la actividad nocturna de un tren que transporta carbón a través de varias poblaciones del norte del país, una decisión que comenzó a reducir la movilización del mineral entre las minas y los puertos desde donde se exporta.

La restricción del tribunal colombiano rige entre las 22.30 y las 4.30 hora local (0330-0930 GMT).

"En términos de impacto por regalías, por impuestos, por todos los ítems asociados podríamos estar arriba de los 400.000 millones de pesos en un año de mantenerse la medida plena", explicó González.

El carbón es una importante fuente de ingresos por exportaciones, impuestos y regalías para la economía colombiana que ha empezado a sentir los efectos de las caída de los precios del crudo, su principal generador de divisas.

Ferrocarriles del Norte de Colombia (FENOCO) tiene a su cargo la administración de la concesión de la vía férrea en el norte de Colombia con una longitud de 226 kilómetros.

A través de la línea férrea, empresas como Drummond y Glencore, que son socias de FENOCO, transportan a diario hasta 160.000 toneladas de carbón que producen en sus minas del departamento del Cesar hasta el puerto de Santa Marta, desde donde es exportado el producto.

La empresa ferroviaria trabaja en un plan de manejo ambiental para reducir el impacto del ruido que le permita restablecer la operación nocturna.

"Estamos convencidos que se puede mantener respeto a los niveles de ruido que dice la norma sin sacrificar todo lo que implica empleo local y en recursos para inversión social en la región", aseguró González.   Continuación...