En medio de escándalo financiero, controlador de SQM eleva participación en empresa

jueves 19 de marzo de 2015 14:47 GYT
 

SANTIAGO, 19 mar (Reuters) - El controlador y presidente de la chilena SQM, Julio Ponce, adquirió en la víspera un millonario paquete de acciones de la minera en la bolsa local, en medio de la tormenta que azota a la firma por acusaciones de aportes ilegales de dinero a campañas políticas.

La sociedad de inversiones Pampa Calichera, cuyo presidente y controlador también es Ponce, compró 250.000 de títulos serie B de SQM, o casi un 0,1 por ciento de la propiedad, por el equivalente a unos 4,5 millones de dólares, informó la minera a la Bolsa de Santiago el jueves.

La compra ocurre luego de que los títulos de la minera se derrumbaron un 17 por ciento en la víspera, para cotizar en mínimos desde el 2008.

El desplome de los papeles ocurrió luego de que los tres representantes de Potash Corp -segunda mayor accionista de SQM- renunciaron al directorio de la minera por diferencias con su controlador respecto a la entrega de información requerida por la Fiscalía para la investigación.

Desde Canadá, Potash declaró en la víspera que su petición de cooperar totalmente con las autoridades chilenas fue rechazada por la mayoría del directorio de SQM liderado por Ponce.

La canadiense posee cerca de un 32 por ciento de las acciones de la chilena.

SQM apareció mencionada en una investigación por delitos tributarios de los dueños del grupo financiero Penta, lo que llevó a la fiscalía a requerir antecedentes impositivos de la minera e incluso a allanar sus oficinas en Santiago.

El jueves las acciones de SQM también caían con fuerza, en medio de la pugna entre sus principales accionistas.

Mientras Ponce aprovechaba de fortalecer su posición en una de las mayores productoras mundiales de fertilizantes, firmas de abogados en Estados Unidos se reunían con minoritarios en Nueva York para evaluar posibles demandas contra la empresa y su presidente por el perjuicio ocasionado a su patrimonio.

En la víspera, la empresa aseguró en un comunicado que, pese a la situación judicial, las operaciones productivas eran normales. (Reporte de Felipe Iturrieta, Editado por Juana Casas)