Desplome precio de cobre es una noticia mala que presiona arcas y planes en Chile: ministro

lunes 11 de enero de 2016 11:18 GYT
 

SANTIAGO, 11 ene (Reuters) - El desplome continuo en el precio del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, es una mala noticia que anticipa menos holguras y una priorización de los gastos y planes gubernamentales, dijo el lunes el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

El valor internacional del metal, la principal exportación del país, profundizó su caída el lunes y rompió el soporte de los 2 dólares por libra, arrastrado por las turbulencias en China, el mayor consumidor del mineral.

"Estas son en verdad noticias malas", dijo Valdés a periodistas, quien admitió que las perspectivas para el precio del cobre son peores a las previstas inicialmente.

El valor del cobre cayó en la jornada a 1,99 dólares la libra en la Bolsa de Metales de Londres, su menor nivel desde mayo del 2009.

"El precio del cobre ha venido bajando ya por varios meses. Hicimos un presupuesto que supone este año vamos a tener 2,5 dólares como promedio (de precio) y hoy bajó de los dos dólares y (...) tendremos que tomar decisiones de cómo compatibilizar esta realidad con todos los planes (del Gobierno)", agregó.

Por cada centavo de dólar promedio anual que cae el precio del metal, Chile deja de percibir alrededor de 128 millones de dólares por menores exportaciones y el fisco alrededor de 60 millones de dólares, según un estudio de la agrupación privada Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

Los esperados menores ingresos del metal se suman a una fuerte desaceleración que enfrenta la actividad económica local, presionada por una débil demanda interna y la incertidumbre del empresariado sobre la marcha de reformas que impulsa el Gobierno en el ámbito laboral y tributario.

"Nosotros vamos a tener un año en que vamos a tener menos holguras que antes y eso significa que tendremos que ser cuidadosos con nuestros gastos", dijo Valdés.

Para este año, el Gobierno chileno ha estimado una expansión de la economía de 2,75 por ciento y un crecimiento del gasto fiscal del 4,4 por ciento. (Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Silene Ramírez)