Retraso en reforma fiscal enciende alarmas sobre calificación de Colombia

miércoles 3 de febrero de 2016 12:57 GYT
 

Por Nelson Bocanegra y Helen Murphy

BOGOTÁ, 3 feb (Reuters) - El retraso del Gobierno de Colombia en presentar una crucial reforma tributaria, en medio de la caída de ingresos petroleros, podría costarle al país este año una rebaja de su calificación que encarecería su endeudamiento y lo dejaría más cerca del grado especulativo.

Aunque por ahora Colombia no corre el riesgo de perder el grado de inversión como ocurrió el año pasado con Brasil, el desplome del precio del crudo y del carbón que exporta la están forzando a buscar una solución para sus crecientes necesidades fiscales mientras la economía se desacelera.

La reforma se necesita más que nunca, aseguran los expertos: el Gobierno bajó para este año su cálculo del precio promedio del petróleo -hasta hace poco la mayor fuente de ingresos local- desde 50 dólares a 34,7 dólares por barril, lo que presionaría la meta de déficit fiscal del 3,6 por ciento del PIB.

En un anuncio que destempló a los mercados, el Gobierno retrasó el envío al Congreso de la reforma para el segundo semestre a fin de debatirla con los diferentes sectores de la sociedad y lograr apoyo.

Pero algunos asocian la demora con la intención del presidente Juan Manuel Santos de lograr antes la aprobación de leyes para implementar el proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un acuerdo que el Gobierno aspira a firmar este año para acabar un conflicto armado de más de medio siglo.

"Es muy importante que saquen una reforma tributaria este año, ya que los saldos fiscales se han deteriorado mucho", dijo Lars Peter Nielsen, gerente senior de carteras de Global Evolution en Dinamarca, que posee activos de deuda colombiana.

"Me preocupa que las calificadoras no les den más espacio si continúan posponiendo la reforma tributaria y podríamos ver una disminución de la calificación, o al menos un cambio de 'outlook' a negativo este año", agregó.

Colombia tiene una calificación de BBB por parte de Standard & Poors y de Fitch y de Baa2 de Moodys, con perspectiva estable. El país salió de la zona especulativa en el 2011.   Continuación...