8 de febrero de 2016 / 23:50 / hace 2 años

BREAKINGVIEWS- Presidente de Argentina ofrece dinero según lo prometido

(Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Reynolds Holding y Martin Langfield

NUEVA YORK, 8 feb (Reuters Breakingviews) - Argentina finalmente puso dinero sobre la mesa. El Gobierno del presidente Mauricio Macri pidió a los tenedores de cerca de 9.000 millones de dólares en bonos en cesación de pagos que acepten un descuento de un 25 por ciento. Dos ya aceptaron.

El mayor "holdouts" -Elliott Management- aún está regateando y cualquier acuerdo deberá ser ratificado por el Congreso del país sudamericano y por un juez de Estados Unidos. Por primera vez en años, sin embargo, se ve al alcance una economía funcional y el acceso a los mercados globales.

La batalla legal por el pago de la deuda se ha prolongado desde el 2001, cuando Argentina cayó en cesación de pagos de unos 100.000 millones de dólares. Cerca de un 95 por ciento de los acreedores cambió sus bonos en 2005 y 2010 por cerca de 30 centavos por dólar o menos.

Una filial de Elliott se negó y ganó dictámenes judiciales que decían que el país no podía pagar a otros tenedores de bonos antes de saldar su deuda con el fondo de cobertura y otros "holdouts", como se les conoce a los acreedores de deuda incumplida.

La oferta de Macri el viernes de más de 70 centavos por dólar parece sumamente atractiva en comparación. Sin embargo, aún restan obstáculos sustanciales, incluso si Elliot la acepta.

El mayor obstáculo que enfrenta el presidente argentino podría estar en casa. Su predecesora peronista de tendencia de izquierda, Cristina Fernández, se rehusó a negociar con los "holdouts", menospreciándolos como "buitres". Aún sería necesario convencer a un Congreso con una mayoría de izquierda.

La deserción de una decena de legisladores del bloque peronista de Fernández, no obstante, podría ayudar a Macri a obtener la ratificación del acuerdo.

Y aún queda Thomas Griesa, un juez federal de 85 años cuyas duras decisiones han efectivamente excluido a Argentina de los mercados internacionales de capital y han recibido el respaldo de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Sus fallos favorables a Elliott podrían darle una ventaja poderosa para obtener un mejor acuerdo. Sin embargo, Griesa ha insistido por largo tiempo en que se logre un pacto y la obstinación podría persuadir al juez para que modifique sus órdenes y forzar a Elliot.

En cualquier caso, es posible que nunca se dé un momento más favorable para un acuerdo. Argentina tiene uno de sus períodos de sensatez económica, los que no suelen prolongarse.

Macri cuenta con apoyo político y probablemente necesite de este acuerdo para enderezar una economía que el Fondo Monetario Internacional estima que se contraerá en un 0,7 por ciento en 2016. Si fracasa, también podría hacerlo su Gobierno, abriendo la puerta a un sucesor muchos menos cooperativo, quizás incluso Fernández, en el 2019.

Elliot y los otros "holdouts" han ganado cada partida en lo que va de esta disputa en la que hay mucho en juego. Es hora de que recojan sus ganancias. (En Twitter twitter.com/holdingren y; https://martinlangfield. Editado en Español por Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below