Banco Central de Colombia inicia reunión en la que subiría nuevamente su tasa de interés

viernes 19 de febrero de 2016 09:30 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 19 feb (Reuters) - El directorio del Banco Central de Colombia inició el viernes su reunión de política monetaria, en la que la mayoría del mercado espera que suba su tasa de interés por sexto mes consecutivo y la deje en un 6,25 por ciento, para contener el aumento de la inflación y el déficit de la cuenta corriente.

En un sondeo del banco emisor a finales de la semana pasada, la mayoría de los analistas consultados estimó que el banco elevaría su tipo referencial en 25 puntos base en cada una de sus reuniones de febrero, marzo y abril, hasta llevarla a un 6,75 por ciento.

Las expectativas aumentaron después de que la inflación en enero se disparó a un 7,45 por ciento anual, su mayor nivel en más de una década y muy por encima de la meta de largo plazo de la autoridad monetaria, de entre 2 y 4 por ciento.

"El ritmo al que viene subiendo la inflación ha sido muy agresivo, y el diferencial frente a la tasa de interés es muy amplio y continuará incrementándose teniendo en cuenta que se espera que los precios sigan subiendo por lo menos hasta mitad del año", dijo Juan David Ballén, analista de la correduría Casa de Bolsa.

Además de la inflación, existen crecientes preocupaciones sobre el alto déficit en la cuenta corriente, que se mantendría por encima del 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) según estimaciones del Gobierno, considerado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, como insostenible.

De hecho, esa fue una de las razones por las que la agencia Standard & Poor's rebajó esta semana a negativo desde estable el panorama de la calificación crediticia soberana de Colombia, reflejando los riesgos de que la posición externa del país pueda deteriorarse aún más.

En las minutas de la reunión del banco de enero, los siete miembros del directorio reiteraron que lo indicado es continuar los aumentos de la tasa, para la convergencia de la inflación hacia el 2017, así como para reducir el déficit de la cuenta corriente.

No obstante, los analistas opinan que se mantendrá la división al interior del colegiado sobre la magnitud de los aumentos, entre la mayoría de miembros que seguirían pidiendo un ajuste gradual de la tasa de 25 puntos base y la minoría que considera que se debe intensificar a un alza de medio punto porcentual para lograr una eficacia mayor.

"Aunque creemos que la probabilidad de ver una subida de 50 puntos base se ha incrementado, (...) pensamos que el ala 'dovish' de la junta de una secuencia de 25 puntos base será capaz de mantener el ritmo actual, basada en los mismos argumentos", opinó Mario Castro, estratega de Nomura Securities en Nueva York. (Reporte de Nelson Bocanegra; Editado por Ricardo Figueroa)