SONDEO-Inflación de Brasil se habría acercado a máximos de 12 años en febrero

lunes 22 de febrero de 2016 14:43 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA, 22 feb (Reuters) - La tasa anual de inflación de Brasil se habría acercado a máximos de 12 años a mediados de febrero impulsada por un fuerte aumento de los precios de los alimentos y un alza de las tarifas escolares, según una encuesta de Reuters publicada el lunes.

Los precios al consumidor habrían subido un 10,71 por ciento en los 12 meses hasta mediados de febrero, desacelerándose ligeramente desde un máximo en 12 años del 10,74 por ciento en la medición anualizada hasta mediados de enero, según la mediana de 18 pronósticos en el sondeo para el índice IPCA-15, que será publicado el martes.

Las estimaciones estuvieron en el rango de 10,52 a 10,83 por ciento.

En el mes hasta mediados de febrero, el índice IPCA-15 probablemente subió un 1,30 por ciento, en comparación al incremento de 0,92 por ciento registrado en la medición mensual hasta mediados de enero, de acuerdo a la mediana de 22 estimaciones en la encuesta. El rango de pronósticos fue de 1,13 a 1,41 por ciento.

Con una recesión que ya lleva un año, que ha empeorado progresivamente, y tasas de interés de dos dígitos, la inflación de Brasil sigue siendo una de las más altas entre las principales economías del mundo.

Entre los factores que han acelerado la inflación están la depreciación de la moneda a su mínimo histórico, lo cual ha elevado los costos de importación. Asimismo están las presiones por la indexación generalizada de los salarios y los contratos.

Los precios de los alimentos podrían volver a ser el principal impulsor de la inflación dado que las fuertes lluvias golpearon las cosechas de cebollas, tomates y otros productos para cocinar, dijeron analistas.

Las escuelas también elevaron los valores de las matrículas en el comienzo del año académico basadas en la tasa de inflación del año pasado, del 10,7 por ciento, explicaron varios analistas en la encuesta.

La inflación se desaceleraría en los próximos meses, conforme empiece a atenuarse el efecto de los aumentos de impuestos y precios de servicios públicos dispuestos el año pasado por el Gobierno.

Sin embargo, la mayoría de los economistas es escéptica acerca de la probabilidad de que la inflación caiga hasta el objetivo oficial del 4,5 por ciento sin más alzas de tasas de interés por parte del banco central. (Reporte de Silvio Cascione; editado en español por Hernán García)