RPT-A FONDO-Comité FIFA cuestiona contratos de federación de fútbol de Guatemala con magnate mexicano: fuentes

miércoles 24 de febrero de 2016 11:55 GYT
 

(Repetición de nota transmitida el día anterior. No altera texto)

Por Sofía Menchú

CIUDAD DE GUATEMALA, 23 feb (Reuters) - Una auditoría de un comité de la FIFA concluyó que los contratos televisivos firmados por la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala (Fedefut) con cadenas del magnate mexicano de los medios Ángel González están por debajo de los precios del mercado, dijeron fuentes conocedoras del informe.

El Comité Normalizador, encargado por la FIFA de poner en orden la federación local tras el arresto del ex presidente y del ex secretario general acusados de corrupción, entregó los contratos a la Contraloría General de la República para "que sean analizadas todas sus cláusulas y determinar su legalidad".

La Fedefut Guatemala vendió en exclusiva los derechos nacionales de retransmisión de todos los partidos de la selección a dos cadenas de Albavisión, compañía matriz del emporio de González, por un monto promedio de 83.000 dólares al año entre 2014-2018, según los documentos obtenidos por Reuters.

"Los acuerdos son excesivamente desfavorables para la Federación, alejados de todo estándar internacional en razones de precio y exclusividad", dijo una de las fuentes conocedora de los resultados de la evaluación interna, que pidió el anonimato por no estar autorizada a declarar.

El trato, que incluye otros beneficios como un minuto diario de publicidad televisiva para la Fedefut Guatemala, es inferior a los 400.000 dólares anuales que su similar de Panamá dijo recibir por ese concepto de Traffic US, firma con sede en Miami que se declaró culpable en un caso de corrupción de la FIFA.

Además, el contrato nunca se licitó y "fue dado a dedo a (Televisiete y Radio Televisión de Guatemala, empresas de) González", señaló otra de las fuentes.

Ejecutivos de Albavisión, incluyendo uno relacionado directamente con los contratos, no respondieron a llamadas y correos electrónicos de Reuters pidiendo comentarios.   Continuación...