Investigación de corrupción en Petrobras apunta a ex presidente brasileño Lula

martes 1 de marzo de 2016 07:45 GYT
 

BRASILIA, 1 mar (Reuters) - Los fiscales federales que descubrieron una trama de corrupción en la petrolera estatal Petrobras están averiguando si el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva recibió favores indebidos de empresas de ingeniería que están bajo investigación.

En una carta a la Corte Suprema difundida el lunes, el jefe de la investigación, Deltan Dallagnol, argumentó a favor de una investigación federal debido a que algunos de los presuntos regalos fueron realizados mientras Lula aún era presidente.

Los fiscales sospechan que Lula recibió favores de ejecutivos de las empresas de ingeniería Odebrecht y OAS, que han sido acusadas de corrupción y lavado de dinero en el escándalo que implica contratos con Petrobras.

Si la Corte Suprema autoriza la investigación, ésta sería la primera vez que los fiscales federales buscan vincular al alguna vez muy popular presidente de izquierda con el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

Lula, que fue presidente entre 2003 y 2010, ya ha enfrentado interrogatorios de la policía por las transacciones financieras de uno de sus hijos y ahora debe responder por tener supuestamente un gran departamento en la playa y una casa de campo.

El departamento y la casa de campo fueron supuestamente renovados por OAS y Odebrecht. Lula asegura que las propiedades no le pertenecen.

La semana pasada, sus abogados apelaron a la Corte Suprema contra la investigación federal, argumentando que Dallagnol y su equipo se habían excedido en su jurisdicción mediante una duplicación de la investigación de los fiscales del estado de Sao Paulo.

Brasil se ha visto sacudido por el creciente escándalo de Petrobras, que ha involucrado a decenas de miembros de sus esferas empresarial y política y que ahora podría implicar a Lula.

Para evitar ser citado a una comisaría para responder preguntas sobre las propiedades, Lula y su esposa ofrecieron realizar declaraciones por escrito, dijeron sus abogados.

El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, renunció el lunes bajo presión del Partido de los Trabajadores por no poder controlar una investigación de corrupción que se ha propagado hasta alcanzar a Lula, su líder fundador.

Su renuncia debilitó a la presidenta Dilma Rousseff mientras lucha por sobrevivir a intentos de la oposición de someterla a un juicio político o anular su reelección de 2014, argumentando que su campaña fue financiada en parte por dinero obtenido mediante sobornos. (Reporte de Anthony Boadle. Editado en español por Carlos Aliaga y Lucila Sigal)