Proyecto acuerdo con acreedores impagos de Agentina ingresa con posibilidades al Congreso

martes 15 de marzo de 2016 11:01 GYT
 

BUENOS AIRES, 15 mar (Reuters) - La cámara de Diputados de Argentina debatirá el martes el proyecto del Gobierno del presidente Mauricio Macri para pagar a acreedores de deuda en default, que posee grandes posibilidades de ser aprobado por la cámara baja del país sudamericano.

El tratamiento del proyecto oficial por los diputados argentinos es el primero de dos pasos para resolver un pleito judicial de 14 años que mantiene al país aislado de los mercados internacionales de crédito, luego del 'default' de la nación austral en el 2002 por 100.000 millones de dólares.

Macri, un político de corte liberal electo como presidente de Argentina a inicios de diciembre, dijo el lunes por la noche que estaba seguro que el proyecto será aprobado por el parlamento.

"Es la sensatez, el futuro, es la vida de todos. Es cumplirle a tanta gente que tiene la ilusión de empezar a crecer, a mejorar", señaló el mandatario en una entrevista en el canal de noticias local TN.

A su vez, el domingo Macri también había dicho que, si el proyecto no es aprobado por el Congreso, las alternativas económicas de Argentina serán ineludiblemente el "ajuste o (la) hiperinflación".

Legisladores y analistas concuerdan con Macri en que, si bien la coalición que lidera el flamante presidente no posee una mayoría propia en el Congreso, el oficialismo puede juntar los votos suficientes para superar la valla de Diputados.

"Estamos seguros de que se va a aprobar (el proyecto). Más aún después de que (el diputado opositor Sergio) Massa nos dio respaldo. No tenemos aún bien el número, que es cambiante, pero calculo que tendremos más o menos 160 votos a favor", dijo el martes un portavoz del bloque oficialista.

De recibir la aprobación de la cámara baja, el proyecto pasaría al Senado, donde gobernadores de provincias han hecho campaña a favor del plan, que esperan que atraiga inversiones para infraestructura en sus distritos.

Desde que asumió, Macri ha autorizado una fuerte devaluación del peso argentino, recortado impuestos y límites a las exportaciones, además de reducir miles de puestos de trabajo estatales, en una cruzada para frenar el gasto público.

Según datos oficiales, Argentina contabilizó en 2015 un déficit presupuestario primario de 291.660 millones de pesos (22.264 millones de dólares), lo que representa un incremento interanual del 73,2 por ciento en el saldo negativo.

A su vez, de acuerdo al jefe de Gabinete argentino, la nación registró una contracción de 3,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) en el cuarto trimestre. (Reporte de Hugh Bronstein, Jorge Otaola y Nicolás Misculin, Traducido al español por Maximilian Heath, Editado por Gabriela Donoso)