Plaga de algas en sur de Chile pierde intensidad y se frena muerte de salmones: Gobierno

viernes 18 de marzo de 2016 15:17 GYT
 

SANTIAGO, 18 mar (Reuters) - La plaga de algas nocivas que afecta a las salmoneras en Chile comenzó a declinar y se detuvieron las muertes de peces que dejaron millonarias pérdidas a la industria local y encarecieron los precios a nivel mundial, dijo el viernes el Gobierno.

El sector del salmón en Chile, el segundo del mundo, fue sacudido este verano austral por un aumento de las temperaturas que provocó en la zona cercana a la sureña ciudad de Puerto Montt el florecimiento masivo de algas dañinas en los centros de cultivos de estos peces.

Pero con el fin de la temporada veraniega han comenzado a registrarse las primeras lluvias en la zona, lo que ha disminuido las temperaturas del agua.

"Hay buenas noticias. Afortunadamente en Puerto Montt está lloviendo. Lo que los científicos nos han informado es que hay una disminución del alga y lo que también hemos detectado es que la mortalidad en los centros se ha detenido", dijo José Miguel Burgos, jefe del gubernamental Servicio Nacional de Pesca.

"Hoy día esperamos con mucha esperanza de que estemos en vista de un proceso que está declinando y definitivamente terminando", agregó.

Debido a la mortalidad de millones de salmones por la nociva alga, la industria salmonera local arriesga perder hasta un 20 por ciento de su producción de este año o unos 800 millones de dólares.

La reducción de la oferta desde Chile impulsó en marzo los valores de la libra de salmón en Miami a más de 5 dólares desde 4 dólares.

La plaga de algas nocivas sería, paradójicamente, el factor de impulso que está detrás del reciente salto en la cotización de las acciones de las salmoneras, aunque inicialmente la mayoría de éstas registró fuertes bajas.

En la industria del salmón en Chile participan AquaChile , Blumar, Camanchaca, Australis , Multiexport Foods, Invermar y la unidad local de la noruega Marine Harvest, entre otras. (Reporte de Antonio de la Jara; Editado por Javier López de Lérida)