13 de abril de 2016 / 21:12 / hace un año

ANÁLISIS-Emisión de deuda de Argentina provoca entusiasmo y más demandas judiciales

Por Daniel Bases y Dion Rabouin

BUENOS AIRES, 13 abr (Reuters) - El largamente esperado retorno de Argentina al mercado de bonos, después de una década como un paria en los mercados internacionales de capitales, ha provocado el entusiasmo de los inversores y, poco sorpresivamente, nuevas demandas judiciales de acreedores que fueron marginados.

Algunos administradores de fondos de inversión dicen que están entusiasmados con la primera emisión internacional de bonos de Argentina desde que incumplió el pago de los intereses de unos 100.000 millones de dólares en deuda soberana en 2002, en la que buscaría hasta 15.000 millones de dólares.

Los funcionarios argentinos también están ansiosos por dejar atrás una batalla legal de 14 años, después de que en febrero alcanzaron un acuerdo extrajudicial con los mayores acreedores 'holdouts' que obtuvieron un fallo favorable en Estados Unidos.

Pero aunque esos problemas estén resueltos, reclamos judiciales más pequeños se han acumulado, incluyendo una demanda presentada la semana pasada por Greylock Capital Management, un inversor en mercados emergentes muy conocido, que argumenta que Argentina sigue sin tratar equitativamente a sus acreedores.

Greylock no quiso hacer comentarios.

Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia en diciembre, Argentina se movió con rapidez para cerrar la disputa por la deuda, principalmente con los fondos Elliott Management y Aurelius Capital, que reclamaban el pago total de títulos incumplidos que rechazaron las reestructuraciones de 2005 y 2010, que fueron aceptadas por la enorme mayoría de los acreedores.

Brett Diment, jefe de deuda de mercados emergentes en Aberdeen Asset Management PLC en Londres, dijo que su firma tiene títulos sobre los que Argentina no está pagando interés.

"El nuevo Gobierno ha alcanzado un acuerdo con los demandantes y, para pagarles, Argentina necesita emitir bonos. Nosotros estamos entusiasmados y somos optimistas porque eso significa que Argentina se pondrá al día con los títulos que nosotros tenemos", señaló.

Dos equipos de funcionarios argentinos están reuniéndose con inversores en Nueva York, Londres, Los Angeles, Boston y Washington esta semana en busca de colocar la deuda que emitirá a 5, 10 y 30 años.

Reportes preliminares indican que la tasa de interés que Argentina podría ofrecer en sus nuevos bonos estaría en el rango de entre un 7,5 y un 8,5 por ciento. No obstante, algunos inversores han dicho que para atraer suficiente atención deberían ver rendimientos de al menos 8 por ciento y quizás de hasta 9 por ciento.

John Baur, gestor de cartera en un fondo de Eaton Vance, dijo que gran parte de los fondos se usarán inicialmente para pagar a los acreedores actuales de Argentina y que el país va a vender mucho papel.

"Nosotros pensamos que el Gobierno está tratando de hacer lo correcto, pero tienen un camino difícil por delante. De ningún modo está garantizado que ellos vayan a cumplir sus objetivos y que vayan a poner a Argentina en un rumbo adecuado para el futuro", afirmó.

PROBLEMAS LEGALES SIGUEN

Pero la batalla legal aún no ha terminado, pese a que el país ha pregonado el acuerdo con los mayores tenedores de bonos impagos.

Daniel Pollack, el mediador judicial designado por la corte estadounidense que lleva adelante el caso, dijo que los acuerdos alcanzados comprenden demandas por 8.000 millones de dólares, alrededor del 90 por ciento de las que fueron presentadas ante el juez de distrito Thomas Griesa, en Nueva York.

El grupo liderado por Elliott negoció mejores términos de pago que aquellos que los que Argentina ofreció en su propuesta pública de acuerdo. Junto con otros grandes acreedores, ese grupo firmó un principio de acuerdo por unos 4.650 millones de dólares el 29 de febrero.

Como respuesta, el 2 de marzo Griesa ordenó el levantamiento de una orden suya que impedía a Argentina pagar parte de su deuda reestructurada hasta que no compensara a los "holdouts".

Pero algunos inversores dicen que fueron ignorados por Argentina o que nunca tuvieron la oportunidad de negociar. Un grupo de inversores, en un intento de frenar el levantamiento de la orden de Griesa, presentó una demanda el 25 de marzo argumentando que Argentina incumplió los términos del acuerdo.

Griesa no estuvo de acuerdo y desechó el caso el martes.

"Es un pequeño porcentaje de reclamos. Pero repudiar esa deuda crea innecesariamente 'mala fe' con algunos importantes inversores en un momento en que (Argentina) necesita maximizar su capacidad de emisión", dijo Siobhan Morden, titular de estrategias de inversión en renta fija para Latinoamérica en Nomura.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York confirmó el miércoles la decisión de Griesa de levantar medidas cautelares, en un fallo contrario a los mayores acreedores, que dijeron que Argentina necesitaba ser presionada para asegurarse de que cumpla con el acuerdo, cuyo plazo de pago vence el jueves.

En tanto, la demanda de Greylock, que argumenta que el país no está respetando leyes de igualdad de trato, aún está pendiente.

Mohammad Ladjevardian, un inversor en Houston, dice que los bonos que él compró a precio completo antes del default de 2002 deberían recibir los mismos términos del acuerdo que consiguió Elliott. Pero afirma que no pudo lograr que nadie de Argentina negocie y, con ira, presentó una demanda judicial contra Pollack para pedir su remoción del caso.

Ladjevardian señala que su experiencia demuestra cuán arbitrario puede ser el proceso de acuerdo.

Argentina está al tanto de los problemas y los prospectos de los bonos que emitirá lo mencionan explícitamente.

"La República no puede asegurar que litigios adicionales contra Argentina no afectarán negativamente sus activos o la capacidad de Argentina de acceder a los mercados internacionales de capitales o realizar pagos sobre los bonos o el resto de su deuda pendiente", señala el documento. (Editado en español por Maximiliano Rizzi)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below